PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Tiene 8 años y ya ha ganado un millón de euros en YouTube

H

 

Evan se lo pasa bien con su familia y, de paso, está revolucionando la red social

Natxo Medina

18 Septiembre 2014 14:08

A primera vista, Evan es un chaval como tantos otros en occidente. Vive con sus padres y su hermana en una casa unifamiliar, con moqueta en el suelo y decorada en tonos pastel. Le gustan los videojuegos, los muñequitos y las películas de dibujos. Y se dedica a pasarlo todo lo bien que puede. Lo único que él por hacer esto gana un dineral. Es una estrella de Youtube, y todavía no ha cambiado los dientes.

Todo empezó como una idea de Jared, el padre de Evan. Según contaba a Newsweek, quería hacer algo con su hijo. Tal vez la motivación de ganar 1 millón de euros al año, como hacen ahora con sus vídeos, también tuviera algo que ver para embarcarse en la aventura. Pero eso no lo sabemos.

El caso es que hoy Evan tiene tres exitosos canales en YouTube: el principal, EvanTubeHD, está dedicado sobre todo a reviews de juguetes y pequeños cortos de aventuras, normalmente junto a su hermana Jillian. Evantube Gaming y EvanTube Raw completan la oferta con videojuegos y altas dosis de vida familiar. Entre todos acumulan más de 1 millón de suscriptores.

Como es de esperar, todos los vídeos tienen un aire muy inocentón y para todos los públicos. Viéndolos, un adulto sin hijos siente la misma incomodidad que ante un episodio de Dora la Exploradora o los Teletubbies. Los padres te van a caer mal, y los niños te van a parecer un poco siniestros. Pero eso sólo significa que no eres el target adecuado. O que eres alérgico al desfile de publicidad en el que se convierten sus piezas.

Sin embargo, para sus muchos seguidores ver como Evan comenta la última novedad de los Angry Birds o monta un Lego tiene encanto. Al menos el suficiente para haber convertido sus aventuras en un negocio y al chavalín en un youtuber con manager propio. Es así como sus padres gestionan todos sus compromisos publicitarios.

Y es que de publicidad se trata. De eso y de nuevos modelos de creación y negocio.

Los nuevos 'Macaulays'

Evan tiene menos años que el propio Youtube y ya está creciendo en un mundo donde las viejas reglas de la comunicación están desapareciendo a marchas forzadas. Es la siguiente generación de nativos digitales, que ya no sólo está condicionada por las formas de comunicación digital, sino que directamente no conoce un mundo en el que no estar conectado a las redes.

Jillian y Evan, junto con otros youtubers infantiles que empiezan a despuntar, son una mina de oro para empresas con público infantil, pero también aportarán nuevos lenguajes y maneras de crear contenidos audiovisuales para niños. Su verdadero potencial está todavía por desarrollar.

Y aunque inquieta un poco pensar qué idea del mundo pueden hacerse unos niños que crecen dentro de Youtube, en lo que parece un desfile infinito de artículos de consumo, al menos no están solos en su burbuja. Y, según afirma su padre, todo el dinero que hacen él y su hermana está siendo invertido en un fondo de ahorro de cara a su futura educación. Una jugada previsora: cuando a los niños les llegue la edad del pavo, lo mismo se les acaba el chollo.

share