PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El subcomandante Marcos ya no es un prófugo de la justicia mexicana

H

 

Después de más de 20 años, los delitos de los que se le acusaba por defender a los indígenas, han prescrito

PlayGround

24 Febrero 2016 13:48

El subcomandante Marcos se levantó a favor de los derechos de los indígenas y fue acusado de terrorismo.

Ahora, la Justicia mexicana ha sobreseído su caso y el 12 miembros más del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) porque, de acuerdo a la ley penal de Chiapas, los delitos de los que se les acusaba han prescrito.

Durante 21 años, los 13 zapatistas han estado acusados de sedición, motín, rebelión, terrorismo, apología del delito y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército.

El subcomandante Marcos creó en 1994 el EZLN y encabezó un levantamiento armado que reclamaba el respeto de los derechos humanos de los pueblos indígenas de Chiapas y, según su declaración, la lucha por trabajo, tierra, techo, alimentación, salud, educación, independencia, libertad, democracia, justicia y paz.

Gracias a la defensa de los ignorados por el Gobierno mexicano de Ernesto Zedillo, la rebelión consiguió hacerse del control de varias comunidades, que aún ahora mantienen una especie de autogobierno.

Después de varios meses de negociaciones con el Gobierno mexicano, la organización cedió al desarme.

En 1995, la identidad del subcomandante Marcos fue revelada. Debajo del pasamontañas de célebre guerrillero insurgente se ocultaba Rafael Sebastián Guillén, profesor universitario, mestizo de más de metro ochenta, anticapitalista.

Escondido durante décadas en las montañas de Chiapas, y después de haberse retirado de la primera línea del EZLN, el subcomandante Marcos - y su omnipresente pipa - ha dejado de ser un prófugo de la justicia mexicana.

share