Actualidad

Esta startup convierte a los hombres en siervos

Man Servants, ideada por las publicistas Josephine Wai Lin y Dalal Khajah, reinventa el concepto de mayordomo guaperas

El súmmum del placer y el ocio para mujeres con posibles no es que un stripper les ponga el paquete en la cara. Lo que ellas quieren, en realidad, es un hombre guapo a su servicio que no pida nada a sexual cambio.

Esa es la idea en la que se basa la nueva startup Man Servants con sede en San Francisco, la meca de la innovación empresarial vinculada a las nueva tecnologías. Si hay un nicho de mercado por explotar, ese es el de las necesidades, a menudo no verbalizadas o desatendidas, la mitad de la población mundial. Si los hombres pueden alquilar chicas, azafatas o elegantes geishas para que le cuiden o animen sus fiestas, ¿por qué no deberían poder hacerlo las mujeres?

No se trata de un servicio de gigolós, sino de una evolución cualitativa del concepto de mayordomo guaperas hacia algo “divertido, seguro y libre de presiones”: hombres y chicos bellos y caballerosos se ponen a disposición de quienes les contratan para hacer tareas desagradables del hogar, trabajar como camareros sexys, guardaespaldas o incluso ser acompañantes durante un día de compras (esos son, al menos, los ejemplos que la empresa expone en su vídeo promocional). Los geishos harán realidad cualquier deseo de sus clientas, desde hacer flexiones y hasta llenar copas de champán.

Man Servants empezará su andadura en otoño y ya está aceptando las primeras reservas, que incluyen a clientes masculinos como femeninos. Tanto su spot publicitario como el hashtag #ManServants están dando que hablar en las redes sociales. Al parecer, la inciativa empresarial está levantando polémica, ya que históricamente los papeles de criadas y sirvientas agradables a la vista se habían reservado a las mujeres.

This is definitely going against my egalitarianism but I want one. #manservants http://t.co/8LOaNyou3Y

— Alex Sautter (@Sautterdays) julio 29, 2014

it's both refreshing an scarrying to make male prostitution looks that cool http://t.co/bsUkbDnJCd #ManServants

— Jean Allary (@jeanallary) julio 31, 2014

¿Es feminista que las mujeres puedan contratar siervos por 80 dólares la hora? ¿No es parte del hundimiento del patriarcado que las féminas con recursos se beneficien de los cuidados de hombres libres? Lo que parece irritar o entristecer a una parte del público es la certeza de que el concepto de harén, el vínculo entre placer y sumisión, siga teniendo plena vigencia en la actualidad. Es decir que mientras no se extiendan otras formas de placer o diversión que diluyan las clases sociales esto va para largo: la demostración de clase es hoy, precisamente, la esencia de la diversión.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar