PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Así de sosas serían las películas y las series sin la magia del croma

H

 

La industria de los efectos especiales pasa por momentos difíciles; sin ella, las producciones audiovisuales perderían gran parte de su fuerza

Cristina Ortiz

16 Junio 2014 12:35

En febrero del 2013, John Hughes, uno de los socios fundadores de Rhythm & Hues Studios, anunciaba con pena que la compañía, una de las más prestigiosas a nivel internacional en el campo de los efectos visuales y la animación generada por computadora, estaba en bancarrota. Apenas dos semanas después, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas les concedía el Óscar a los mejores efectos visuales por su trabajo en La vida de Pi, el filme de Ang Lee. Era el tercer Óscar que ganaban, pero de poco servía: la empresa responsable de los mejores VFX de aquel año se veía en el trance de tener que despedir a cientos de trabajadores al no ser capaz de hacer frente a sus salarios. Y eso a pesar de haber participado, sólo en aquel mismo año, en producciones tan destacadas como Los Juegos del Hambre, Django desencadenado, Una aventura extraordinaria o Blancanieves y la leyenda del cazador. ¿Qué estaba fallando?

La paradójica situación de Rhythm & Hues animó a dos de sus empleados a realizar un breve documental, Life After Pi, en el que se abordan algunas de las dificultades que están llevando a buena parte de la industria de los efectos visuales para cine al borde del desastre.

El viejo modelo de la industria del cine lleva años tocando a su fin, y el nuevo paradigma de producción en Hollywood, cada vez más basado en la tecnología, parece estar exprimiendo financieramente a los estudios de efectos visuales. Entre las pujas a precio cerrado y la tendencia a deslocalizar esas tareas hacia otros países, muchas compañías de VFX están sufriendo para mantenerse a flote. Sin embargo, basta echar un vistazo rápido a las películas más taquilleras y más premiadas de Hollywood en los últimos años para ver que la mayoría de esos títulos de éxito dependen en gran medida de los efectos visuales. Y es que, desde los tiempos de Méliès, así es como funciona el cine.

Esta galería de imágenes nos muestra el antes y el después de algunas escenas de filmes y series de televisión recientes que se lo deben todo a la inserción croma y a la postproducción digital. Sin los efectos visuales creados por compañías como Rhythm & Hues, Industrial Light & Magic o Framestore, la magia de estos productos no sería ni mucho menos la misma. Cuidado con matar al mago.

El Hobbit

Alicia en el País de las Maravillas

Paranoia

Anatomía de Grey

El Caballero Oscuro

La saga Crepúsculo: Amanecer

Betty la Fea

Gravity

Distrito 9

Los Vengadores

Oz, un mundo de fantasía

El Gran Gatsby

Luna de miel mortal

Boardwalk Empire

El Lobo de Wall Street

Juego de Tronos

La vida de Pi

The Walking Dead

(Vía Bored Panda)

share