PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Que no sólo las ricas puedan abortar

H

 

La Red Federica Montseny ayuda a mujeres a interrumpir su embarazo de forma segura y gratuita en el extranjero

Alba Muñoz

04 Septiembre 2014 12:47

Como si se tratara de un grupo clandestino de brigadistas internacionales, grupos de jóvenes migrantes procedentes de España se han organizado en el extranjero para apoyar a las mujeres que necesiten interrumpir su embarazo. Ofrecen sus casas y su tiempo de forma voluntaria.

La Red Federica Montseny acaba de lanzar una campaña de crowdfunding para promover su trabajo de asistencia médica a las mujeres que pueden perder ese derecho en España. Quieren vender camisetas ilustradas con úteros tropicales y el lema ¡No pasarán!: “Tropicalia es un estado mental. A la mierda el pesimismo, aún vemos el sol brillando sobre toda esta mierda”, escriben en la web, parafraseando uno de los textos del blog Fauna Mongola de Madrid.

Debido al anteproyecto de Ley Orgánica para la Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada, más conocida como la Ley Gallardón, muchas españolas no podrán ejercer su derecho a decidir sobre su propio cuerpo. Tal y como sucedía hace tres décadas en nuestro país, aquellas con menos recursos se verán obligadas a parir o a ponerse en manos de personas que no pueden garantizar su seguridad. De nuevo, sólo las mujeres con suficientes recursos económicos podrán costear una intervención segura.

La Red Europea para el Acceso Seguro al Aborto Federica Montseny surgió a raíz del grupo Feminismos del movimiento 15-M en Berlín, y está compuesta por personas que residen en países con leyes más permisivas sobre el aborto como Austria, Bélgica, República Checa, Portugal, Alemania y varios puntos de Centroamérica. Seguramente desearían no tener que existir.

share