Actualidad

Estas imágenes retratan a la perfección el placer de vivir solo

Las ilustraciones de la artista mexicana Idalia Candelas son una oda a la soledad en la sociedad posmoderna

Llegas a casa de trabajar, sueltas las bolsas y te dejas caer en el sofá. Sola.

Te preparas un café, enciendes el tocadiscos e introduces uno de tus vinilos preferidos. Sola.

Cierras los ojos, disfrutas de la música y comienzas ese libro que tenías pendiente. Sola.

¿Acaso no es esa la definición perfecta del placer?

En nuestro día a día vivimos rodeados de gente, hiperconectados con todo y todos, pero, paradójicamente, a menudo nos encontramos solos, puede que demasiado.

Las grandes ciudades se encuentran plagadas de solitarios, algunos por vocación y otros por "obligación". Hay quien habla de la soledad como la enfermedad del siglo XXI. Otros, sin embargo, la celebran como un estado natural, sanador; algo con lo que se puede convivir, e incluso disfrutar.

En este segundo grupo hay que contar a la ilustradora mexicana Idalia Candelas. Ella sabe que, muchas veces, sola es mejor.

 

Con su serie La soledad posmoderna la artista reflexiona acerca del estar con uno mismo y nos explica por qué pasar las horas sin gente es todo lo contrario a una tortura.

 

La soledad posmoderna está influenciada por el tiempo que la ilustradora vivió en Ciudad de México y las personas que conoció durante esa temporada.

 

“El tema de la soledad ha sido recurrente en mis dibujos, intentando que las personas que los ven se reconozcan y puedan crear historias con los personajes solitarios, las situaciones cotidianas y los escenarios urbanos”, explica Idalia.

 

Las ilustraciones se publicaron en 2015 en un libro titulado A solas. La publicación tuvo tanto éxito que se agotó la edición y ahora mismo está trabajando en la segunda edición.

 

Sus dibujos nos recuerdan que la mejor manera de afrontar la soledad es abrazarla sin miedo, llenarse los pulmones de ella, usar esos momentos para aprender a querernos a nosotros mismos un poquito más.

Aprendiendo a disfrutar del café, de los libros, de la música, de caminar sin ropa por casa, de las siestas en el sofá, de la ausencia de horarios, del silencio y de los propios pensamientos, esos que a veces quedan diluidos por el estrés constante de nuestro día a día.

La soledad ya no será nunca más la enfermedad del siglo XXI

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar