PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Esto es lo que significa ser 'millennial' en los rincones más diversos del mundo

H

 

El mundo desde la perspectiva de la generación digital

Margaryta Yakovenko

05 Mayo 2016 19:55

Imagen de Francu Catalina.

Fóbicos de la desconexión. Apáticos. Desesperados. Hiperactivos. Hiperconectados. Hiperinformados. Taciturnos. Hartos. Enamorados. Cansados o entusiasmados.

Los millennials, esa generación de nativos digitales que nacieron en los noventa y han crecido cerca de un aparato electrónico, han intentado ser encasillados demasiadas veces.

Las categorías suelen oscilar entre ninis y genios. Entre el sofá de tu casa y los reality shows y Sillicon Valley.

Lo que sí está claro, es que los millennials se están convirtiendo en la nueva voz e imagen de nuestro mundo después de tomar el relevo de sus padres. Y, por primera vez, esa imagen está siendo más diversa que nunca.

No, la globalización no ha acabado con la variedad. La globalización ha contribuido a que tomemos prestadas cosas de fuera para construir lo de dentro. Ha facilitado que, en muchos casos, el diferente se haya sentido acogido por otros como él a quienes no habría podido conocer sin la red.

Este año, el Student Focus, una de las competiciones enmarcadas en los Sony World Photography Awards, dirigida a la comunidad de estudiantes universitarios, llamaba a la participación alrededor de la siguiente afirmación: "Millennials: el 53% de la generación preferiría perder el sentido del olfato que su tecnología".


Julie Hrncirova. Soledad en el milenio de la hiperconexión.

Con esta premisa el concurso llamaba a que los millennials cogieran una cámara y captaran con su visión el mundo que les rodea. Como resultado, más de 400 instituciones educativas han participado en el certamen. Y las fotografías enviadas certifican, por encima de cualquier otra cosa, que vivimos una época de diversidad magnífica.


Matilda Fraser. El impulso de grabar tu presencia en el lugar en el que estás.

Desde niños que esnifan pegamento en Kenia, hasta una juventud del siglo XXI encasillada en un traje tradicional japonés, la generación millennial late con un ritmo distinto en cada rincón.


Sofia Jern. La serie ganadora sobre los niños que esnifan pegamento en Kenia.

Las fotografías reflejan la complejidad del mundo, los problemas sociales en lugares olvidados, la continua búsqueda de la identidad que se enquista en un tiempo que muta a cada instante, las discotecas, las drogas, la espiritualidad, el hedonismo, el bosque...

Igual va siendo hora de desterrar el cliché de una generación.


Julie Hrncirova. Palo selfie.


Anastasia Safronova. Un niño mira su tablet en una iglesia ortodoca rusa.

Rochell De Abreu. La nueva generación sudafricana.

Danny Cozens. Tras el atentado de París.

Dan Saracut. El mundo desde otra perspectiva.

Arina Pozdnyak. Soy Millennial, solo puedo hacerme un selfie.

Anna Tervahartiala. Después de la fotografía, ella se fue lejos pero permanece en su teléfono.

Sofia Jern. Blancanieves.

Luka Svetic. Estamos conectados 24 horas pero nunca hemos estado tan desconectados.

Kenneth Koustrup. Jóvenes refugiados duermen en un parque de Atenas.

Jasmine Farling. La juventud en una tablet.

Igor Ilic. Generación del milenio.

Hattie Collins. Detrás de la pantalla.

Tena Gibson. Adicción a la tecnología.

Qiong Yao. Todos los placeres materiales disponibles.

Mara Gajic. Mujer, rosal, regadera.

Thomas Michalczyk. Desterrar el cliché de una generación.

share