Actualidad

El Tribunal Supremo de la India dictamina que tener sexo con una esposa menor de edad es violación

Un fallo histórico contra el cáncer del matrimonio infantil

Getty

En la India, la ley y la práctica a menudo siguen caminos distintos. Sucede de manera sangrante con los matrimonios forzados entre adultos y niñas. La ley india prohíbe el matrimonio infantil, pero esta práctica ancestral se sigue dando con demasiada frecuencia. Es la fuerza de la costumbre, el peso muerto del arraigo. La cosa sigue siendo tan habitual que el país ostenta un triste récord: allí suceden el 40 % de todos los matrimonios infantiles que se celebran en el mundo.

“Pese a la atención política prestada al matrimonio infantil, la implementación de la ley ha sido ineficaz para frenar las causas profundas y no ha producido un impacto sustancial en su erradicación”, explicaba la oenegé Action Aid India en su último informe anual. Hacen falta nuevas medidas, otras medidas, y el Tribunal Supremo acaba de lanzar un poderoso argumento contra quienes siguen sin querer escuchar.

En India hay 26,6 millones de mujeres menores de 18 que han contraído matrimonio, casi siempre obligadas por sus familias, según datos de UNICEF

El más alto tribunal indio acaba de dictaminar que tener relaciones sexuales con una esposa menor de edad es un crimen, un delito punible.

La sentencia surge en respuesta a una demanda planteada por la oenegé Independent Thought en la que se pedía la revisión de una excepción contemplada en el Código Penal. La edad mínima legal para tener relaciones sexuales consensuadas en India es 18 años. Sin embargo, por virtud de esa excepción, se consideraba que el sexo con mujeres menores de 18 años pero mayores de 15 años no constituía delito si tenía lugar dentro del matrimonio, incluso cuando ese sexo fuera forzado (la ley india no contempla la violación marital). Ahora eso cambia.

La Corte Suprema del país ha anulado esa cláusula. “La excepción a la ley de violación contemplada por el Código Penal es contraria a otros estatutos y viola la integridad corporal de la niña”, reza el dictamen de la Corte.

Con el nuevo dictamen, el sexo con menores de edad dentro del matrimonio pasa a ser considerado violación en virtud de la Ley de Protección de la Infancia contra Ofensas Sexuales (POCSO por sus siglas en inglés).

La edad mínima para tener relaciones sexuales consensuadas en India es 18 años, pero la violación matrimonial no es considerada un crimen

La importancia del dictamen es, pues, doble. No solo supone una medida de fuerza legal adicional en la lucha contra el matrimonio infantil. También supone un precedente positivo en la lucha abierta para que la violación marital sea reconocida como delito.

“Es un fallo histórico que corrige un error histórico contra las niñas”, asegura Vikram Srivastava, fundador de la organización Pensamiento Independiente y uno de los principales impulsores de la demanda.

Según Action Aid India, en zonas rurales como Madhya Pradesh, Uttar Pradesh, Rajastán, Chhattisgarh, Bihar y Andhra Pradesh, cerca del 50 ciento de las mujeres se casan, obligadas por sus familias, antes de llegar a cumplir los 18 años

El veredicto ha sido bien recibido por activistas de derechos de las mujeres. Todos coinciden en que se trata de un paso positivo en la dirección correcta que puede tener un efecto disuasorio real en los matrimonios infantiles, pero también son muchas las voces que señalan que será difícil de aplicar.

“Los tribunales y la policía no pueden vigilar los dormitorios de las personas y una niña menor que ya está casada, casi siempre con el consentimiento de sus padres, normalmente no tendrá el coraje de ir a la policía o al tribunal a denunciar a su marido”, opina Geeta Pandey, corresponsal de la BBC en India.

También Flavia Agnes, abogada y fundadora de la oenegé Majlis, pone el énfasis en las limitaciones de la nueva norma. En primer lugar, porque solo será aplicable a matrimonios de nueva celebración y no a los ya sellados. Además, “solo puede ser implementada si la mujer presenta una queja. El Estado no puede actuar sin una víctima que dé la cara”, y eso puede costar.

“Los pasos no pueden darse solo desde el lado legal. También hay que avanzar en lo socioeconómico, la tasa de alfabetización debe subir, debemos empoderar a las niñas, los estándares económicos se deben elevar y la educación debería ser accesible para las niñas más allá de primaria”, opina Agnes. “Solo así podremos prevenir el matrimonio infantil”.

El gobierno de India dice que la práctica del matrimonio infantil es "un obstáculo para casi todas las metas de desarrollo: erradicar la pobreza y el hambre, lograr la educación primaria universal, promover la igualdad de género, proteger la vida de los niños y mejorar la salud de las mujeres"

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar