Actualidad

El momento en que llaman a urgencias para liberase de una boa que le asfixiaba

Los bomberos encontraron a esta amante de las serpientes manchada de sangre en la cara

Una vecina de 45 años de Ohio, EEUU, llamó a urgencias para que una de las 2 boas constrictor que había rescatado el día anterior no le arrancara la nariz.

Tiene 11 serpientes como mascota, pero consideró que no eran suficientes reptiles para una casa y quiso adoptar otras 2 boas. Los vecinos aseguran que "suele salir a pasear al parque con una serpiente en el cuello", pero quizás a partir de ahora cambie de opinión.

Cuando llamó, la víctima estaba en el patio de su casa con la mandíbula apretada de su boa de 17 metros enganchada a la nariz. Por suerte, eso no le impedía respirar ni coger el auricular.

Los bomberos llegaron a su domicilio pocos minutos después y la vieron tumbada en el suelo, manchada de sangre en la cara y en el pecho. Trataron de apartar al reptil, pero no lo consiguieron. La boa estuvo muy cerca de estrangular y mutilar a su dueña.

Para rescatar a la mujer no hubo más remedio que cortarle el cuello a la boa constrictor con un cuchillo. La amante de las serpientes ingresó al hospital y se está recuperando de las heridas que le ocasionó su “mascota”.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar