Actualidad

Adiós al ser humano más viejo del mundo: Mbah Ghoto muere a los 146 años

Este anciano indonesio llevaba preparándose para la muerte desde 1992, año en el que fabricó la lápida de su tumba

Mbah (abuelo en indonesio) Ghoto ha muerto. Sodimedjo, el hombre que era el ser humano más viejo del mundo, ha fallecido a los 146 años. Había sobrevivido a diez hermanos, a sus cuatro esposas y a la mayoría de sus hijos pero el pasado domingo su corazón se paró para siempre.

El abuelo Ghoto ingresó el 12 de abril en el hospital debido a su deteriorado estado de salud, pero en los últimos días se trasladó a casa para morir en compañía de sus familiares.

Aunque su documento de identidad decía que Sodimedjo llegó al mundo el 31 de diciembre de 1870, en Indonesia no se llevaron a cabo registros de nacimientos hasta 1900, por lo que no se garantiza de forma oficial que este hombre tuviera 146 años.

De ser así, Sodimedjo habrá pasado a la historia como la persona que ha vivido más tiempo sobre la faz de la Tierra.

Vivió el colonialismo africano, la Primera y Segunda Guerra Mundial, las bombas de Hiroshima y Nagasaki, el asesinato de Gandhi y también el de Kennedy. Fue testigo de la Revolución Cubana, de la llegada del hombre a la Luna, de la epidemia del SIDA, de la caída de la Unión Soviética, del 11-S, de la Guerra de Irak, de la Primavera Árabe y de la llegada a la presidencia de Donald Trump.

Según han informado los medios locales, el funeral de Sodimejo fue una ceremonia íntima presidida por su nieto, Suryanto, y otros familiares. El hombre más viejo del mundo fue enterrado en una tumba al lado de una de sus hijas, fruto del cuarto matrimonio del anciano y que murió a los 60 años.

Sodimedjo, el hombre que se creía que era el ser humano más viejo del mundo, ha fallecido a los 146 años.

Sodimejo hacía años que estaba preparado para el fallecimiento. El hombre había comprado un nicho en el cementerio, la madera para cubrir el ataúd la adquirió hace unos 18 años y él mismo se construyó una lápida allá por 1992.

A quienes se preguntaban cuál era el secreto de una vida tan larga, Sodimejo solo les recomendaba una recreta: paciencia.

“Siempre traté de ser paciente, de aceptar y siempre tuve la creencia firme de que habría alguien para cuidarme”, explicó el anciano en un reportaje para la BBC. “He logrado vivir tantos años porque siempre me cuidó gente que me ama”.

El abuelo Ghoto deja 5 hijos, 12 nietos, 17 bisnietos y 2 tataranietos. Y también el trono libre de la persona más vieja del mundo, un honor que será ocupado por Violet Brown, una mujer jamaicana de 117 años de edad.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar