PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Nuestro mundo se está secando, ¿sin remedio?

H

 

Malas cosechas, crisis alimentaria, hambrunas... Según un nuevo estudio, a la humanidad le espera un futuro así de árido

PlayGround

18 Febrero 2016 13:35

Imagen de Synchrodogs

Cada año, dos tercios de la población mundial se enfrentan a una escasez de agua severa durante al menos un mes.

Eso son 4.000 millones de personas sin agua suficiente para beber, lavar o regar.

Son los datos a los que han llegado los profesores Arjen Y. Hoekstra y Mesfin M. Mekonnen, de la Universidad de Twente en Países Bajos, después de diseñar un modelo de computación para crear lo que ellos dicen es el retrato más preciso hasta la fecha de la falta de agua en el planeta.

Y ese retrato es un cuadro pesimista: la escasez de agua es más grave de lo que se pensaba, aseguran los investigadores.

Se considera que una zona experimenta una escasez de agua severa cuando sus granjas, industrias y hogares consumen el doble de lo disponible en ese área. En base a ese criterio y a sus cálculos, Hoekstra y Mekonnen han elaborado el siguiente mapa. Los diferentes colores corresponden al número de meses que un territorio sufre escasez de líquido.



"El agua subterránea está bajando, los lagos se están secando, los ríos pierden caudal, y el abastecimiento de agua para empresas y cultivos está amenazado", escriben los autores del estudio, contradiciendo un reciente informe de la NASA.

Esa grave escasez de agua que ya sufrimos se traduce en pérdida de cosechas y un bajo rendimiento de los cultivos, lo que puede llevar a una drástica subida del precio de los alimentos. De ahí al hambre y a la inanición solo hay un paso.

No todas las partes del mundo sufrirán de la misma manera, claro. En los países ricos la escasez de agua se traducirá en menos agua para ducharse o para regar las plantas. En los países pobres, menos agua potable para beber.

Los países más afectados por la escasez son grandes gigantes industriales como China y la India, países como Pakistán, Bangladesh, Nigeria, Arabia Saudí, todo el Magreb, el sur de África, Australia, México y la parte sur y oeste de Estados Unidos. Con respecto a Europa, España es el país que más sufre esta escasez de agua disponible.

Si la situación no cambia, el futuro se presenta desalentador.

share