PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Sangre, sordidez y feminismo: 5 ilustradoras que debes conocer ya

H

 

Capaces de convertir la 'mujer florero' en la 'furia botánica'

Guiem Alba

13 Enero 2015 06:05

"Las autoras que componen esta obra son un enjambre de obreras; pues no solo son hembras, sino que son los miembros más activos y numerosos de la colonia; resultan imprescindibles y cuando forman un enjambre es para salir al exterior y empoderarse de un nuevo espacio donde generar su propio lenguaje transgresor, eliminar fronteras, romper la homogeneidad de las etiquetas y mostrar la singularidad en sus múltiples subjetividades". Son palabras de Marika Vila en el epílogo de Enjambre.

No merecen recibir la misma etiqueta solo porque todas son mujeres que dibujan. No es eso lo que une a estas ilustradoras, sino más bien un grito artístico disonante bajo diferentes estilos, cada cual más corrosivo. Cuando les da la gana dibujan sobre feminismo, y entonces su genialidad convierte el feminismo en la reivindicación creativa más poderosa.

Fanzines, cómics e internet recogen las delicias cuando sus lápices escupen furia o ironía cortante. Aquí tienes una selección de las ilustradoras más sórdidas del momento. Tómate tu tiempo, porque cada una de ellas es un mundo aparte.

María Herreros

El trazo torcido de María Herreros tiene algo de hipnótico. Critica la clásica idea de mujer-florero, que bajo su visión se convierte en la 'furia botánica'. "Las mujeres del futuro convertirán la Luna en un lugar más limpio en el que vivir", escribe con sarcasmo en un cartel.

Lola Lorente

Una aproximación tenebrosa al lado oscuro del cómic. Sus cuerpos habitan en un mundo psicodélico, un lugar deformado donde las sombras parecen un enemigo constante.


Alejandra Alarcón

Probablemente cree las ilustraciones más disonantes y definitivamente contrarias al concepto cupcake. Ojo con Caperucita, porque se ha cosido el lobo a la cara. Además, en acuarela la sangre corre mejor.

Miriam Persand

Nada de sangre, pero parte de su obra es todo sordidez: desde insectos en un espacio hasta una reivindicación de las minorías sexuales y el universo queer: mujeres con barba.

Ana Galvañ

¡POW! Puñetazo de Santa Claus a la santa monja asesina. Pero cuidado, porque esta ilustradora también exhibe un lado más bizarre que puede recordar a Molg H. Nos encanta ese amor perverso por las deformidades.


Su genialidad convierte el feminismo en la reivindicación creativa más poderosa.



share