Actualidad

El brutal asesinato de miles de animales, o cuando lo único sagrado es el dinero

La lucha contra el mayor sacrificio animal del mundo no cesa

El próximo 28 de noviembre más de 500.000 animales serán sacrificados en un estadio colindante al templo de la diosa Gadhimai, en una pequeña aldea de Nepal. A pesar de que el primer paso de la lucha contra esta terrible matanza fue exitoso gracias al trabajo de Igualdad Animal —su campaña de Stop Sacrificios ayudó a que las autoridades de la India prohibieran el traslado de animales desde sus fronteras— aún queda demasiado por hacer.

Ahora, el propósito de esta organización y de sus activos colaboradores es, por un lado, concienciar a los que miramos horrorizados desde nuestras pantallas para que aportemos nuestro granito de arena y, por otro, educar a aquellos que participarán en el evento religioso. Esos que trasladan búfalos, vacas, cerdos o cabras en coches sin ventilación durante días. Esos que no les dan de comer y que incluso los maltratan en el camino. Esos que nunca han matado a un animal y que, ya que acabarán dándoles muerte, ni siquiera tienen los medios adecuados para hacer que su paso a la otra vida sea lo menos doloroso posible.

Cuando el dinero es más sagrado que los dioses

En el documental publicado hace unos días por Igualdad Animal se puede ver cómo los activistas recorren algunas regiones de la India cercanas a Nepal. Allí entrevistan a varios paisanos que explican cómo personas de todos los puntos del país arrastran a los condenados hasta esa fiesta en la que predominan dos cosas aparentemente contradictorias para con el espíritu religioso de la festividades: el alcohol y los negocios.

Según las investigaciones y entrevistas realizadas por la organización animalista, de hecho, nos damos cuenta de que hay muchas lagunas en la concepción de estos sacrificios. Aunque se trate de una tradición histórica, sus orígenes en la época feudal poco tenían que ver con el sacrificio de ganado, sino más bien con la entrega de sangre humana a las bondades de su diosa. Tal y como se explica en en vídeo, en los últimos años el interés económico ha crecido fuertemente. Parece que después de la matanza está previsto que las ventas de carne y cuero a comerciantes terceros crezcan enormemente.

La deidad más sangrienta

Miles de muertes justificadas por miles de billetes. Miles de sufrimientos justificados por miles de monedas. ¿ Hasta dónde llega la fe y hasta dónde los intereses de unos pocos aprovechados? Hacia el final del documental uno de los sacerdotes entrevistados reconoce que durante el festival de Gadhimai se producen demasiadas muertes injustificadas, a las que se suman las de ciertos animales pequeños, o las de las mismas palomas que suelen hacer sus nidos en los tejados del templo.

"Después de los sacrificios, la sangre llega por los tobillos ", dice el guardián de Gadhimai. Uno de los activistas le pregunta si, al igual que hacen en otros templos, no podrían realizar un sacrificio simbólico cortando plantas o verduras. No puede contener la risa mientras responde: "Eso se puede hacer con alguna otra deidad. Esta deidad no lo aceptaría".

Aunque ella no lo acepte, la lucha de Igualdad Animal seguirá imparable. Por eso es importante difundir su propuesta y su trabajo, y por eso es importante que los que miramos horrorizados a los ríos de sangre no nos quedemos de brazos cruzados.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar