Actualidad

Los juegos sadomasoquistas de Charlotte Gainsbourg, protagonistas del nuevo 'appetizer' de “Nymphomaniac”

Joe recibe un curioso regalo de Navidad de manos del Sr. K

El sexto capítulo de la serie de aperitivos visuales de “Nymphomaniac” alude desde su título a la iglesia y al fisting (el pato silencioso como alegoría de la práctica sexual). Una combinación de variables quizás demasiado obvia; un movimiento previsible por parte de un Lars Von Trier cuyo cine existe siempre ligado a su afán constante de provocar. Como viene siendo costumbre, el teaser viene también acompañado de una breve descripción:

“La Iglesia Oriental es a menudo referida como la Iglesia de la Alegría, y la Iglesia de Occidente como la Iglesia del Sufrimiento.

Si tuvieras que hacer un viaje mental desde Roma en dirección al Este, encontrarías que te estás moviendo lejos de la culpa y el dolor, y en dirección a la luz y la alegría.

Sin embargo, lo que Joe llega a aprender es que el dolor y el placer pueden estar más cerca de lo que creerías”.

Encontrar deleite sensual en la sumisión. Gozo sexual en el dolor. Cuando los placeres del coito dejan de ser suficientes, es hora de explorar, de llevar el juego un paso más allá.

“Sostuve mis extravíos con razonamientos. No me puse a dudar. Vencí, arranqué de raíz, supe destruir en mi corazón todo lo que podía estorbar mis placeres”. No cuesta imaginar esas palabras de Marqués de Sade resonando en la cabeza de Joe, el personaje que encarna Charlotte Gainsbourg en la película, mientras ofrece sus nalgas para el goce sádico de Jamie Bell.

Vídeo

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar