Actualidad

Los robots que querían tener alma

Eugene Goostman acaba de pasar el test de Turing, pero sólo es la punta del iceberg de la creciente fiebre por la Inteligencia Artificial

Si piensa como un humano, actúa como un humano y razona como humano, ¿entonces (el robot) es humano? Corre el año 1950 y el matemático Alan Turing lanza esta pregunta para resolver el dilema de la Inteligencia Artificial: cuando las máquinas se comportan con inteligencia, entonces, inevitablemente, tienen que ser inteligentes. Para concretar su intuición, Turing idea una prueba basada en un jurado que debe conversar con una máquina y un humano; si el jurado es incapaz de descifrar quién es quién, gana la máquina.

Precisamente eso es lo que acaba de ocurrir en Londres, donde el programa Eugene Goostman acaba de engañar a un tercio del jurado. Su inteligencia, anuncia el Guardian, simula la de un niño de trece años.

Sin duda, se trata de un tanto anotado para la Inteligencia Artificial. Pero no es el único.

Robots emocionales y cultura pop

Apenas cuatro días antes de este titular, el presidente de SoftBank Masayoshi Son anunciaba la construcción de Pepper, "el primer robot personal con emociones". ¿Su utilidad? Lo mismo opera como niñera que presta servicio en una tienda. En la línea de Siri, Pepper no sólo razona como un humano: también despierta sentimientos humanos.

Uber —la firma que amenaza con acabar con el negocio de los taxis como los conocíamos hasta ahora— también acaba de hacer una declaraciones de intenciones contudente: quiere acabar con los conductores. Y mientras Google también orea su prototipo de vehículo que circula solo, Amazon, que meses atrás predijo el uso de drones en su cadena de producción, acaba sumar 10.000 robots a sus almacenes.

Pero Goostman, Pepper y los robots de Google son sólo la punta de iceberg del entusiasmo que en los últimos meses se ha generado alrededor de la Inteligencia Artificial. Cintas como Her o como Transcendence son la constatación de que el delirio futurista con aires de new age de Ray Kurzweil, según el cual el hombre y la máquina están condenados a fusionarse, y la vida eterna está más cerca de lo que imaginamos; empieza a tener su eco en la cultura pop.

Todo suena lejano, y sin embargo, a la gente le empieza a preocupar una tendencia cada vez más sólida.

Mientras las máquinas se vuelven cada vez más inteligentes, los humanos están cada vez más hechos de tecnología.

Claro que en realidad nunca dejaron de estarlo, pero ahí queda el espacio ganado en los últimos tiempos por los wearables, los órganos impresos en 3D y la obsesión por el cuerpo a través de las nuevas herramientas de medición.

Entonces, tras el descalabro de Silicon Valley, ¿nos asomamos a una era antiludita y tecnófila? Es difícil saberlo, pero la curiosidad permanece muy alerta.

Del hype al hater

En un ensayo recientemente aparecido en Slate bajo el título "El infinito ciclo del hype", Will Oremus manifiesta la idea de que la tecnología futurista pasa una y otra vez de ser celebrada a ser odiada. Es lo que pasó con las redes sociales y lo que probablemente pasará con Oculus Rift y con la Inteligencia Artificial: "las tendencias futuristas de hoy, de las Google Glass al big data pasando por las plataformas educativas online, tendrán que enfrentarse a sus respectivos contratiempos".

En cuanto a la Inteligencia Artificial, ya en mayo Stephen Hawking se apresuró a hacerse un hueco entre la primera línea de críticos: "la Inteligencia Artificial podría ser nuestro peor error en la historia". Hawking se refería a las implicaciones que la IA podría tener en los mercados financieros.

O a sus usos militares.

Y de pronto, la nueva utopía adquiere ecos de la peripecia de Einstein y las catástrofes nucleares.

Es decir: la fantasía de Kurzweil de hacer inmortales a los hombres, ¿podría acabar con la humanidad tal como la conocemos? Es lo de siempre: la tecnología sólo es tecnología y como tal no implica ninguna moral.

Salvo la de aquellos que le dan uso.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar