Actualidad

Los robots que ayudaron a crecer a los niños autistas

Cuando la Inteligencia Artificial puede salvarte de muchos problemas

Los imitadores profesionales saben de primera mano que llegar a mimetizarse con otra persona no es tarea fácil. Requiere altas dosis de observación, trabajo y empatía. ¿Cómo se comportaría esta persona en esta situación? ¿Cuáles son sus gestos y sus pensamientos? La solución precisa salir de uno mismo, una destreza que aquellas personas con algún desorden dentro del espectro del autismo tienen poco o muy poco desarrollada. Por eso, aprender a imitar comportamientos es una terapia tan útil para ellos.

En esa tarea en la que están centrando sus esfuerzos algunas investigaciones punteras en el campo de la robótica y la inteligencia artificial.

Situada en Los Angeles, la USC Viterbi School Of Engineering condujo recientemente un experimento clave en este sentido. La idea es sencilla: una serie de niños con diversos grados de autismo interactuan con pequeños robots humanoides. El robot realiza rutinas de movimiento con el brazo que el niño debe repetir. Los movimientos del niño quedan registrados por una Kinect, y si son parecidos a los del robot, se pasa a la siguiente prueba. Si no, la máquina trata de darle consejos e instrucciones más precisos para que lo haga mejor. Se crea así una comunicación directa que además evoluciona. La inteligencia del robot para adaptarse es este caso tan importante como la del propio niño.

El robot social, un campo en crecimiento

Por las mismas razones que comentábamos antes, el autismo es un buen campo de pruebas para otro tipo de terapias robóticas. Por ejemplo, un niño autista puede tener dificultades en leer las reacciones faciales de otra persona. De ahí que hablar con un robot, cuya expresividad es menor, puede ser más sencillo para él.

Ya en 2013, el interés en lo que hoy conocemos como “robots sociales” creció exponencialmente cuando la Universidad de Notre Dame hizo público un estudio en el que había utilizado un robot NAO (un robot de fabricación francesa, el mismo modelo que en el estudio de la USC) para ayudar a niños con autismo en tareas como establecer contacto visual o hablar por turnos.

Meses atrás conocíamos el ejemplo de Romibo, un robot con la apariencia de un simpático animal peludo que es utilizado en clases de educación infantil como asistente de los profesores para animar a los niños a expresarse. Incluso un grupo de desarrolladores de Colorado iniciaron un crowdfunding para construir ONE, un robot do-it-yourself pensado para tareas similares, aunque con un aspecto mucho menos amable.

¿Terapia robótica para las masas?

Pese a que estos métodos pedagógicos están demostrando ofrecer buenos resultados y facilitar la tarea de los educadores, este campo de investigación se enfrenta al mismo problema con el que lidiamos todos los mortales día a día: el dinero. Romibo o One son proyectos que sí pueden encontrar su nicho, pero de momento es difícil que los otros experimentos pasen del ámbito científico y lleguen al mercado de consumo. Entre otras cosas, cada robot NAO cuesta unos 12.000 euros y su manejo no es precisamente fácil. La clave está en la complejidad de su inteligencia artificial, que es también el punto en el que el robot se vuelve realmente efectivo en su interacción con el niño.

Aún así, Maja Mataric, vice-decana de la USC, se considera optimista en esta entrevista a Kurzweil, y opina que tal vez en una década los niños con autismo puedan contar con sus propios asistentes robotizados para desarrollar tareas diarias y ayudarles en su educación. Para ello, sin embargo, “tenemos que ver más interés por parte de los inversores en este área”. Las numerosas aplicaciones móviles que existen ya pensadas para niños autistas, parecen un indicio de que el mercado encontrará su camino.

El campo es todavía relativamente nuevo, y queda mucho trabajo por hacer. Lo que parece claro es que al tratar un desorden tan complejo como el autismo, que todavía estamos intentando comprender, cualquier ayuda para terapeutas, profesores y padres será siempre bienvenida.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar