PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El hijo de Trump sabía que Rusia ayudaba a su padre a ganar las elecciones

H

 

Trump Jr. era consciente de que la abogada con la que se reunió tenía información dañina sobre Clinton que provenía directamente del Gobierno ruso

alba losada

11 Julio 2017 14:03

Getty Images 

Donald Trump Jr. está quedándose atrapado en la telaraña de la trama rusa. Antes de asistir en junio de 2016 a la reunión con la enigmática abogada rusa vinculada al Kremlin, Natalia Veselnitskaya, recibió un correo electrónico que decía lo que ya se sospechaba.

La información dañina que le proporcionarían de la candidata demócrata, Hillary Clinton, venía de parte del Gobierno ruso, quien no tenía otro objetivo que proyectar a su padre hasta la presidencia, según ha revelado The New York Times, que ha contado con la confirmación de tres fuentes con conocimiento sobre el mensaje.

Las palabras que ahora podrían acabar con la reputación de la familia Trump procedían de Rob Goldstone, un publicista británico y representante del cantante ruso Emin Agalarov, hijo del socio del presidente Trump gracias al cual tuvo la oportunidad de celebrar Miss Universe en Moscú. Como reconoció Goldstone ayer en una entrevista, fue Agalarov quien le pidió que organizara la reunión que podría alejar a Clinton de la presidencia.

Esta prueba ha socavado aún más la credibilidad del Trump Jr. porque a pesar de que el domingo reconoció en un comunicado que el objetivo del encuentro era hacerse con información que perjudicara a la candidata demócrata, no admitió que Veselnitskaya viniese de parte del Kremlin. Ella también ha negado cualquier implicación en la trama al asegurar que no acordó ofrecer información comprometida de Clinton ni trabajar para el Gobierno ruso.

Donald Trump Jr. durante la presentación de un hotel.

Getty Images

El hijo de Trump optó por justificar la reunión alegando que "rápidamente se hizo evidente que no tenía información significativa". Pero para expertos en seguridad nacional y ley electoral, esta defensa no le ampara y podría tener problemas con la ley.

Su gesto podría haber infringido la ley de financiamiento de campaña, que "establece que ninguna persona podrá solicitar o aceptar a sabiendas una contribución de valor de un extranjero en una campaña", explica a Vox exasesor especial del Departamento de Defensa y actual editor de Just Security, Ryan Goodman. Una evidencia que llevó al fiscal especial adjunto durante la investigación del caso Watergate, Nick Akerman, a decir al mismo medio de comunicación una verdad inegable: "si lo que Donald Trump Jr. dijo fue cierto... nunca debería haber tenido la reunión".

Ahora, después de que las agencias de inteligencia lleven meses investigando los posibles vínculos entre el Kremlin y el equipo de campaña de Trump, el Departamento de Justicia podría tener la intención de indagar en el correo electrónico con el que Trump Jr. podría haber cambiado el curso de las elecciones. Una posibilidad que es más verosímil si se tiene en cuenta que el encuentro tuvo lugar cinco días antes de que el Comité Nacional Demócrata (CND) anunciara que había sufrido un ataque cibernético, cuya autoría se atribuyó a los hackers rusos.


La ley de financiamiento de campaña "establece que ninguna persona podrá solicitar o aceptar a sabiendas una contribución de valor de un extranjero en una campaña"

share