Actualidad

El verdadero motivo por el que algunas personas sudan más que otras

La grasa corporal y la capacidad aeróbica han sido las respuestas históricas que se han dado, pero un nuevo estudio podría echarlas por tierra

Imagen de Madeleine Morlet

Es evidente que algunas personas sudan más que otras. Mientras unas pueden correr durante horas sin apenas mojar su cabeza, a otras les basta con un pequeño acelerón para que parezcan que han salido de darse un remojón en el Ganges.  

La sudoración es un hecho evidente y molesto. Y para algunas personas puede suponer un problema. Pero ¿por qué ellos y otros no? ¿Qué provoca que unos suden más que otros?

Tradicionalmente, las investigaciones científicas han buscado la respuesta en el porcentaje de grasa corporal –al tener más grasa aislada, esta se sobrecalienta antes– y la capacidad aeróbica –mientras más en forma estás, menos sudas–.

Pero, ahora, un estudio del American College of Sports Medicine ha desafiado estas teorías.

¿Qué provoca que una persona sude más que otra?

Impulsado por los investigadores Matthew Cramer y Ollie Jay, el informe explica que los anteriores estudios no son fiables, ya que tanto la grasa corporal como la condición física –representada por el VO2 máx, es decir, la cantidad máxima de óxigeno que el organismo puede absorber y procesar– se correlacionan con otros factores.

Por un lado, las personas con mucha grasa corporal tienden a pesar más, por lo que no que no queda claro si la mayor sudoración se debe a la cantidad de grasa que tienen o porque, simplemente, tienen que mover más peso. Las personas con un alto VO2 máx, por otro lado, tienden a tener un cuerpo más pequeño, de forma que la diferencia puede deberse simplemente a una relación con el tamaño del cuerpo más que con su estado físico.

Para intentar dar una respuesta clara, los investigadores reunieron a 28 voluntarios de diversos tamaños y tipos de cuerpo. Acto seguido, les pusieron a hacer deporte en una bicicleta estática en ciclos de 60 minutos a diferentes intensidades, calculando cada vez las tasas de sudoración y los cambios en la temperatura corporal.

Para llegar a entender los factores de la sudoración, primero calcularon la temperatura del cuerpo de los voluntarios. Así, se demostró que el 50% de la variabilidad total de la temperatura tiene que ver con la cantidad de calor que generaban en cada pedaleo. El porcentaje de grasa solo representó un 2,3% de la variación total, y solo un 1,3% de la variación total del sudor generado.

Si alguien más pesado suda más es simplemente porque debe esforzarse más para cada acción que realiza

Esto sugiere que si dos personas del mismo peso pedalean al mismo ritmo se calientan por igual, sin importancia de la forma física que tenga cada uno. Y, por lo tanto, sudan cantidades muy semejantes. Si alguien más pesado suda más es, simplemente, porque debe esforzarse más para cada acción que realiza.

De la misma forma, el VO2 máx solo representa el 4% de la variación en la tasa de sudoración. Pero al final se reduce a lo mismo. Si dos personas en diferente estado de forma pedalean a lo que consideran el 70% de su energía total, la persona que esté más en forma pedaleará mucho más deprisa, por lo que generará más calor y sudará más. Esto no tendrá que ver con su capacidad aeróbica, sino simplemente a un mayor esfuerzo.

Es decir, la gran mayoría de veces, cuando una persona suda más que otra en las mismas circunstancias es que se está esforzando más.

[Vía Men's Health]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar