Actualidad

La respuesta de Tor al escándalo sexual que ha sacudido Internet

Hasta nueve directivos de la empresa han dimitido tras la polémica sexual de Jacob Appelbaum

Jacob Appelbaum es una de las figuras de internet más importantes de la última década. Como uno de los fundadores del Proyecto Tor, la red libre por la que podemos navegar sin ser detectados, ha ayudado a que en países con regímenes autoritarios los usuarios puedan saltarse las censuras pertinentes.

Sin embargo, al parecer Appelbaum también podría ser un acosador sexual.

El que fuera portavoz de Tor durante varios años dejó el cargo el pasado mayo, cuando a través de las redes sociales aparecieron las primeras acusaciones contra él. Según Shari Steele, que en la actualidad ocupa el cargo de directora ejecutiva:

“Muchas personas dentro y fuera del Proyecto Tor han afirmado haber sido humillados, intimidados y acosados por Jacob, y varios han experimentado comportamientos sexuales indeseables y agresivos por su parte”.

Shari Steele

"Queremos dejar claro a todo el mundo que no toleraremos este tipo de comportamientos".

Steele ha informado del caso a través de un post en su blog oficial, donde cuenta que han llevado a cabo una investigación de siete semanas dirigida por un equipo contratado por la propia empresa. Además, explica que durante este tiempo se han producido nuevas denuncias que vuelven a implicar a Appelbaum. Y lo que es peor: ahora otros dos miembros de la organización están involucrados en la polémica.

El proyecto, pese a que se mantiene constantemente al filo de la legalidad debido a su idiosincrasia, ha decidido tomar cartas en el asunto para no manchar su imagen. Así, hace unas dos semanas la directiva al completo que trabaja junto al hacker dimitió.

Hasta nueve personas han dejado sus altos cargos en Tor, que serán sustituidas por ingenieros y hacktivistas designados directamente por Steele. Aunque todavía quedan cargos por asignar, la mayoría de ellos se han cubierto con expertos que prometen dar un renovado cambio de aires a la compañía.

Queremos dejar claro a todo el mundo que no toleraremos este tipo de comportamientos”, explica Steele sobre las duras medidas adoptadas ante el escándalo sexual de Appelbaum.

Junto a la renovación de los empleados, la directora ha integrado una política anti-violaciones en su empresa que busca acabar de raíz con los problemas de acoso sexual del pasado.

"Todo esto es un ataque calculado y dirigido para difundir acusaciones y alegatos contra mí".

Por su parte, lo último que se sabe de Appelbaum es que publicó un comunicado en junio en el que rechazaba por completo todas las acusaciones y decía que todo se trataba de “un ataque calculado y dirigido para difundir acusaciones y alegatos contra mí”.

Según el antiguo portavoz de Tor, todo se trata de una trama para quitarle tanto a él como a sus compañeros del puesto y hacerse con la empresa. “Dada la gravedad de las acusaciones, no tuve más remedio que renunciar a mi posición en Tor y pasar a defenderme”, explicaba, además de decir que el conflicto venía de lejos e incluso su hija había recibido amenazas de muerte en relación a la polémica.

“He dedicado toda mi vida como periodista, activista y miembro de Tor a abogar por la transparencia de los procesos públicos y hablar de la necesidad de tener privacidad, seguridad y anonimato. Estos son los ideales que seguiré manteniendo a pesar de la feroz campaña que se está librando contra mí” .

[Vía The Washington Post y eldiario.es]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar