Actualidad

"No es nuestra responsabilidad que los inmigrantes decidan huir de sus países"

El ministro del Interior español también culpó a las ONG de favorecer la entrada de inmigrantes de manera irregular al país.

Getty

La Comisión de Interior debatía esta mañana algunos temas como el relevo de la jefatura de los Mossos d'Esquadra (la policía autonómica de Cataluña) o la celebración del referéndum catalán previsto para el 1 de ocubre. Sin embargo, las declaraciones más polémicas han tenido lugar al final de la intervención del ministro responsable de la cartera, Juan Ignacio Zoido. Preguntado sobre la muerte de 49 migrantes subsaharianos el pasado 5 de julio en el Mar Alborán, ha dicho que "no es responsabilidad de España que los inmigrantes decidan huir de sus países".

Sus declaraciones han vuelto a crear malestar en algunos partidos de la oposición y en las ONG que asisten y ayudan los migrantes. El pasado 6 de julio, Zoido culpaba a las organizaciones humanitarias de "fomentar" que personas en situación irregular consiguieran entrar en el país. Horas más tarde, Zoido tuvo que retractarse por la indignación de las ONG. El ministro aseguró entonces que "solo quería advertir de las necesidades en la coordinación para llevar a cabo esas operaciones". Además, añadió: "Debemos ser sensibles pero también responsables".

En su intervención, el ministro aportó una lista de datos sobre el problema que supone para España la entrada de personas en situación irregular. Según sus datos, la entrada de inmigrantes sin papeles en España por vía marítima y terrestre ha aumentado un 104% desde 2016. Además, se espera que el país acoja a 500 refugiados este año, la mayoría procedentes del conflicto sirio. Se trata de una "presión" migratoria a la que España no puede responder porque tiene "recursos limitados", según Zoido.

Conflictos en los que España tiene participación

El ministro parece obviar una retahíla de datos relacionados de forma indirecta con el problema migratorio, entre los que están la venta de armas de España a países como Arabia Saudí o Marruecos. Tan solo en el primer semestre de 2016, España vendió armamento de defensa y munición militar a Arabia Saudí por 70 millones de euros. En 2016 consiguió su récord en venta de armas facturando hasta 10.000 millones de euros.

Uno de sus principales compradores es Marruecos. Durante años, asociaciones humanitarias han denunciado a España por la venta de material bélico que está alimentado el conflicto Saharaui. Más de 150.000 personas viven en cinco campos de refugiados divididos en una tierra que espera desde hace más de 40 años que se celebre un referéndum.

El Sáhara Occidenta l estuvo colonizado por España hasta que, en 1974, siguiendo la ola de descolonización que vivía el continente africano, prometió a los saharauis un referéndum de autodeterminación para frenar a quienes se levantaron contra la ocupación española. Dos años más tarde, España los traicionó. El rey Juan Carlos I firmó un acuerdo con Marruecos y Mauritania. Ambos se dividieron la región. Las tropas marroquiés y los contínuos bombardeos y ataques acabaron partiendo el país en tres.

Unos 150.000 refugiados viven en la parte del Sahara Occidental bajo ocupación marroquí. Un muro de 2.700 km construido por Marruecos separa a miles de familias y cientos de activistas pro-saharauis han sido detenidos y torturados por las autoridades de Marruecos.

Más 30.000 personas viven en la parte del Sahara Occidental controlada por el Frente Polisario, el ejército creado para la liberación de los saharauis. Otros 150.00 viven en los campos de refugiados construidos en el desierto de Argelia dependiendo plenamente de la ayuda humanitaria internacional. La comunidad internacional y España parecen haberse olvidado de ellos.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar