Actualidad

Amnistía Internacional denuncia un 'repunte sin precentes' de desapariciones forzadas en Egipto

El informe señala la creciente habitualidad de "prácticas horrendas" como descargas eléctricas o abusos sexuales para extraer confesiones de disidentes

En Egipto, desaparece al menos una persona cada día. Cualquier mínima sospecha de disidencia se traduce en detenciones y torturas para extraer confesiones. Estudiantes, activistas y manifestantes, entre otros, están siendo víctimas de la ola de represalias. Estas practicas se están produciendo desde 2015 con "un aumento pronunciado y sin precedentes" de los casos, según recoge un desolador informe de Amnistía Internacional que salpica a la policía y al poder judicial.

Se ha entrado en las casas de cientos de egipcios, se les ha arrestado, se les transferido a centros de detención y allí, a muchos, se les ha torturado. La oenegé detalla en su informe los sistemas de tortura utilizados para interrogar, según han sido descritos por víctimas y testigos.

La desaparición forzada se ha convertido en un instrumento clave de la política de Estado en Egipto. Cualquier persona que se atreva a hablar está en riesgo

"Los métodos denunciados incluyen descargas eléctricas en zonas del cuerpo sensibles, tales como los genitales, los labios y las orejas. La suspensión prolongada de las extremidades mientras estaban esposados y desnudos. El abuso sexual, incluyendo la violación. Además de las palizas y amenazas", se especifica en el documento.  

Las torturas se han practicado hasta en niños de 14 años. A Mazen Mohamed Abdallah se le violó "repetidamente con un palo de madera con el fin de extraer una falsa confesión". A Aser Mohamed se le golpeó y se le aplicó "descargas eléctricas por todo el cuerpo" con la misma finalidad.

Philip Luther, director de Amnistía Internacional en Oriente Medio y el Norte de África, alerta de que cualquiera puede ser víctima de este abuso de poder.

"La desaparición forzada se ha convertido en un instrumento clave de la política de Estado en Egipto. Cualquier persona que se atreva a hablar está en riesgo", dice.

I. MÉTODOS DE COACCIÓN: "DEBERÍA S PENSAR EN TUS OTROS HIJOS"

Mohamed Hamdam fue acusado de ser el jefe de un célula terrorrista y la policía dijo que murió en un tiroteo. Sin embargo, la familia denuncia en declaraciones a DW que desapareció de manera forzosa y murió por efecto de las torturas. "Él llevaba dos semanas desaparecido cuando nos dijeron que teníamos que ir a identificar su cuerpo", cuenta Hussein, hermano menor de Mohamed.

Para recuperar el cuerpo de Hamdam, la familia tuvo que firmar unos papeles en los que prometían no hablar con los medios ni solicitar ninguna investigación oficial. "Deberías pensar en tus otros hijos", le dijeron al padre de Hamdam para amenazarle.

Algunas familias, para recuperar los cuerpos, tienen que firmar papeles prometiendo que no hablarán con los medios ni solicitarán ninguna investigación oficial

II. UN REPUNTE DE DETENCIONES DESDE QUE LOS MILITARES TOMARON EL PODER

El Consejo Nacional de Derechos Humanos del país eleva a 266 los casos de desapariciones forzadas entre abril de 2015 y finales de marzo de este año. La mayoría de personas desaparecidas eran partidarias del expresidente Mohamed Morsi, derrocado por la cúpula militar en 2013.

El Ministerio del Interior reconoce que hay cien personas detenidas que se encuentran bajo tutela judicial. Justifica las detenciones en nombre de la lucha contra el terrorismo y niega que se haya ido más allá de los límites que imponen la ley.

El actual mandatario, Abdel Fattah el-Sissi, declaró organización terrorista a los Hermanos Musulmanes y a su ala política, el partido de Morsi. Desde 2013, han muerto 1.000 personas debido a las medidas de represión tomadas.

III. LA PRENSA DEBE ESTAR MIRANDO SIEMPRE

La comisión por los Derechos y las Libertades de los Egipcios pone de manifiesto que solo se hace justicia cuando la prensa está observando. Cuando deja de informar, todo vuelve a quedar impune.

" Lo que suele ocurrir es que se procesa y se sentencia a la policía para apaciguar la ira popular, pero esto solo si los medios se hacen eco de los casos. Luego, cuando pasa el tiempo, la policía gana el recurso", dijo el director de la comisión a DW.

"El presidente Abdel Fattah el-Sissi debe ordenar a todas las agencias de seguridad del país que paren las desapariciones forzadas, las torturas y otras formas de maltrato", resalta Philip Luther. " El gobierno debe dejar claro que cualquiera que ordene, cometa o esté implicado en estas violaciones será llevado frente a la justicia".

 

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar