Actualidad

El regreso del condón femenino (y otros 5 anticonceptivos bizarros)

El método anticonceptivo que más burlas ha provocado a lo largo de la historia vive un nuevo esplendor gracias a los países en vías de desarrollo

Los métodos anticonceptivos vuelven a reclamar el centro del debate público. Si la semana pasada nos hacíamos eco de las nuevas investigaciones que apuntan a la futura creación de una píldora masculina, hoy toca hablar de la vida y milagros del condón femenino. Eso que nunca has usado.

En sus inicios la compañía Chartex se llevó un buen chasco cuando lanzó al mercado el FC1, el primer condón para mujeres. El producto se convirtió en el hazmerreír de aquellos que lo probaron debido a los ruidos que producía durante las relaciones sexuales, por razón de su fabricación en poliuretano. En 1995 la empresa recibió una petición firmada por 30.000 mujeres de Zimbawe que exigían el regreso del producto, y en este contexto apareció el modelo FC2, vigente en la actualidad.

Actualmente el uso del condón femenino, en las varias versiones disponibles, está extendido en países como India, Sudáfrica, Brasil o Colombia. El producto vive una nueva era de esplendor, gracias a la demanda de los países en vías de desarrollo, donde la sexualidad no siempre es un tema en el que las mujeres puedan decidir en pleno derecho. ¿Pero cómo un método que empezó con tan mala pata tiene tanta vigencia en la actualidad?

Los motivos son variados: desde que su forma permite su colocación horas antes del acto sexual (y mantenerlo horas después, sin miedo a quedarse embarazada), a otros argumentos más placenteros como que el anillo exterior que incorpora favorece la estimulación del clítoris a la vez que protege mejor de las enfermedades de transmisión sexual.

A pesar de ello, las ventas de las diferentes modalidades de condón femenino que existen en el mercado sólo representan un 0’19 por ciento de las ventas mundiales y su adquisición se concentra, principalmente, en países como Sudáfrica y Brasil, donde el Ministerio de Salud se encarga de distribuirlo entre la población, para facilitar la negociación de las mujeres a favor del uso de anticonceptivos durante la relación sexual.

Si aún os espanta la forma de este inofensivo condón para mujeres, continuad leyendo y conoceréis los métodos anticonceptivos más raros que nos han acechado a lo largo de la historia. Para vuestro regocijo, a continuación os ofrecemos una lista de 5 supuestos “anticonceptivos” bizarros que harán que veas el condón femenino con mucha más naturalidad.

Diafragma de Opio

La cáscara de la planta del opio sirvió como diafragma para las mujeres de Sumatra. Hay quien también usaba la piel del limón, pero estamos seguros de que el primero debía ser más placentero.

Excrementos de cocodrilo

En el antiguo Egipto se utilizaban con fines anticonceptivos mezclas hechas con una base de los desechos de ciertos reptiles que contenían pequeños dosis de alcalino, elemento utilizado en los espermicidas actuales. No iban mal encaminados estos tipos.

Mercurio

A buen seguro este ancestral método anticonceptivo oral mataba al feto, pero también a la madre debido al envenenamiento.

Una ducha de Coca-Cola

En la década de los 50 y los 60, lavarse con este refresco era un potente espermicida. Posteriores experimentos de la escuela médica de Harvard demuestran que la Coca-Cola Light mata a los espermatozoides en menos de un minuto, mientras que la normal deja a un 41% de vivos.

Intestinos Animales

¡Qué vivan los embutidos y los anticonceptivos! Este método no diverge tanto del condón actual.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar