Actualidad

La tienda para refugiados de embalaje plano de IKEA gana el premio al mejor diseño del año

El proyecto solidario de la IKEA Foundation en colaboración con la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados ha sido distinguido con dos Baezly Design Awards. El buen diseño también salva vidas

Hace dos años, la Fundación IKEA se unió a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados para poner en marcha el proyecto Better Shelter, una empresa social nacida para desarrollar soluciones de habitabilidad imaginativas para personas desplazadas por conflictos armados y desastres naturales. El resultado de esa colaboración, ideado por IKEA, acaba de ser galardonado con el premio al mejor diseño del año pasado en los reputados Baezly Design Awards.

Los cobertizos Better Shelter se envían embalados en dos únicas cajas planas de cartón —como si de un mueble de IKEA se tratara— a los en diferentes puntos de ayuda humanitaria del mundo. Pueden ser montados en menos de 4 horas, sin necesidad de herramientas adicionales y con solo 4 personas.

Cada refugio tiene una superficie habitable de 17,5 metros cuadrados y está diseñado para albergar a cinco personas, con la posibilidad de guardar objetos personales. Están fabricado con materiales resistentes y cuentan con ventanas y puerta que se cierra con llave. Además cuenta con un panel solar que se ocupa de alimentar un sistema de iluminación de bajo consumo por LED en la iluminación y una entrada USB para la carga de teléfonos móviles.

Better Shelter entregó unos 10.000 cobertizos a distintas operaciones humanitarias alrededor del mundo solo en el año 2015, y prosiguió con su labor en 2016. Su director, Johan Karlsson, se sentía “increíblemente orgulloso” de los dos premios al diseño que han recibido.

“Estamos totalmente satisfechos con que este premio llame la atención hacia nuestro duro trabajo, y como resultado, hacia la situación de los refugiados en conjunto”, declaró Karlsson.

Según Daniel Chamy, profesor de Diseño en la Universidad de Kingston, “el gran diseño responde a las necesidades, y no hay duda que la crisis de los refugiados es la mayor de nuestra era. Aunque esto no solucionará la crisis, tiene por delante un largo camino para acelerar en la innovación, desafiar normas inaceptables y comunicar respeto”.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar