PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Para muchos, este es el anuncio con más mal gusto de la Super Bowl

H

 

Cómo poner tu reputación en entredicho en 30 segundos carísimos

PlayGround

08 Febrero 2016 16:28

5 millones de dólares por medio minuto. 166.000 dólares por segundo. Esa es la tarifa que han pagado las marcas que se han anunciado este año durante la Super Bowl. La cifra suena disparatada, pero hay que tener en cuenta que la final de la liga de fútbol americano es el mayor escaparate publicitario del mundo. Más de 110 millones de pares de ojos verán tu anuncio.

La Super Bowl es un espacio para lucirse, para sorprender, para mostrarse especialmente creativo. Las marcas cuidan sus píldoras con especial mimo. Pero el mimo no evita deslices...

La prueba de este año nos la ha traído Doritos con un anuncio de intenciones jocosas que... les ha explotado en la cara.

La acción transcurre en un consulta ginecológica. Una mujer se somete a una ecografía mientras su marido se entretiene comiendo doritos de forma ruidosa. Y parece que aplica aquello del 'de tal palo tal astilla', porque el vicio del padre acaba causando un... parto prematuro. Jaja... No.


Loading the player...


Los primeros reportes hablaron del anuncio de Doritos como uno de los vencedores de la Super Bowl en base a la reacción generada en las redes sociales. El anuncio generó 238.770 tuits durante el partido, según la compañía Amobee Brand Intelligence. El problema es que más de la mitad de esos tuits fueron bofetadas para la marca.

Cosas de este tipo:



El anuncio fue creado como entrada para la competición 'Crash the Super Bowl' organizada por Doritos. No ganó el concurso, pero la marca quedó tan complacida con la pieza que decidió apostar por ella.

El cineasta australiano Peter Carstairs, autor de la pieza, ha explicado que buscaba explotar una idea universalmente aceptada: madres y padres experimentan la maternidad y el parto de una manera radicalmente distinta.

Las mujeres normalmente ven el proceso como espiritual y transformador. Los hombres normalmente se sientan en un rincón, mirando el fútbol, centrados en lo suyo, y eso suele sacar de quicio a las madres. Pensamos que podíamos jugar con esa idea”.

Para el cineasta, “en toda fuente de conflicto hay siempre un elemento de humor”. Ayer, cientos de miles de espectadores no pensaron lo mismo.


share