Actualidad

Acompañó a su hijo tetrapléjico a clase cada día y le han dado un título honorífico

La Universidad decidió que Judy O'Connor también merecía un diploma

Judy O'Connor se sentó al lado de su hijo en todas las clases de la Universidad. Lo acompañó desde el primer día que se matriculó hasta el último día que se graduó, y para sorpresa de todos ella también ha subido al escenario a por un título honorífico.

La situación era singular. Marty O'Connor quedó tetrapléjico tras un accidente en skate, después entró en depresión, hasta que dos años más tarde del fatídico accidente decidió dar un giro a su vida y matricularse en la Escuela de Negocios de la Universidad de Champan. O'Connor necesitaba ayuda para moverse, para vestirse, para peinarse y para tomar apuntes, pero su madre se convirtió en sus manos y sus piernas durante todo el máster.

Este sábado, Judy empujó una vez más la silla de ruedas de su hijo hasta el escenario para recoger su diploma. Entonces fue cuando el maestro de ceremonias, con un nudo en la garganta, interrumpió el acto y señaló a Judy para que ella también subiese al escenario a recoger un reconocimiento especial. La idea era de su hijo y fue aclamada por todos.

Judy estaba emocionada, pero mantuvo la compostura, lanzó un beso al aire y se sacó la fotografía de rigor mientras todo el público aplaudía de pie. Ella fue maestra en la escuela primaria y los estudiantes todavía eran su pasión. "Soy una friki. Me encanta estar en la escuela, he disfrutado cada minuto de ella" señaló O'Connor.

Como cualquier madre, Judy solo quería que su hijo superara obstáculos. "Siempre creí en él. Yo solo sabía que podía hacerlo y quería estar a su lado", recalcó.

Su hijo no pudo ocultar la emoción: "Estoy emocionado por ella, se lo merece tanto. Es la mejor"

En el blog de la Universidad, Marty escribió su historia. Después superar el accidente, quería un "desafío mental y añadir algo de valor profesional" a sí mismo, por lo que comenzó a mirar MBA. Él sabía que no era fácil, pero consiguió una beca de 10.000 dólares por la organización Swim With Mike (Nada con Mike) del nadador tetrapléjico Mike Nyeholt, que impulsó su inscripción en Chapman.

Por aquel entonces, su madre vivía en Florida, pero se mudó a California para ayudar a su hijo a estudiar. Lo consiguió y este sábado los dos subieron al escenario para recibir los honores.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar