PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La sociedad argentina frena la ley que beneficiaba a represores de la dictadura

H

 

De forma excepcional, gobierno y kirchneristas están de acuerdo en su oposición a las rebajas conocidas como 2x1.

PlayGround

11 Mayo 2017 14:22

Argentina anda alborotadísima por un polémico fallo de la Corte Suprema que abría la puerta a la liberación de represores de la dictadura.

Tal ha sido la idignación social que ha conseguido que rápidamente el Senado aprobara este miércoles por unanimidad una medida para vetar las rebajas de penas a los crímenes de lesa humanidad. Así calmaron, pero no acallaron, a las voces críticas contra el 2x1.

A pesar de la nueva ley, la sociedad civil entiende que tiene que seguir vigilando que se cumpla. Pocas horas después de que se aprobara la contrarreforma en el Senado, decenas de miles de personas encabezadas por el colectivo de las Madres de Mayo salieron a las calles de Buenos Aires para dejar claro que se oponen a que se puedan reducir las penas a los brazos represores de la dictadura, informó El País.

Todo viene de que el martes de la pasada semana el Supremo concedió a un exparamilitar, Luis Muiña, un descuento en su condena por delitos de lesa humanidad.

La llamada ley del 2x1 permitía que quienes se encontraran en prisión preventiva sin sentencia firme computaran doble sus días en la cárcel a partir del tercer año. O sea que se les descontaría el doble de los días pasados a partir del tercero cuando se dictara sentencia.



Aunque la ley estuvo vigente desde 1994 a 2001 y después fue abolida, se aplicó el principio de ley más benigna para Luis Muiña. O sea, que se aplica la ley más suave de las que había vigentes entre la fecha de la comisión del delito y la sentencia.

Pero el problema para la opinión pública no es tanto la liberación de este actor secundario de la represión como la posibilidad de que el fallo sirva de precedente para liberar a otros represores con crímenes de lesa humanidad en su currículo. La Procuradoría General del país estima que unos 300 exrepresores podrían beneficiarse de un fallo como este.

Hasta el gobierno de Macri se posicionó en contra de la sentencia. "Un fallo de 2x1 nunca me parece bueno", dijo el Ministro de Justicia Germán Garavano. El presidente se manifestó en contra recordando que esta "en contra de cualquier herramienta que favorezca la impunidad".

No obstante, desde la oposición advierten que, de los tres magistrados que votaron a favor del fallo, dos de ellos fueron elegidos por Macri.

Kirchner se apresuró a asegurar que esa medida con su gobierno nunca habría tenido lugar. Y los oficialistas aprovecharon esa declaración para responder que eso es porque durante su mandato la Justicia no tenía independencia.



share