PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La realidad pocas veces contada detrás de la ablación de clítoris

H

 

Las consecuencias de la mutilación genital femenina

PlayGround

24 Abril 2016 15:51

- Más de 200 millones de mujeres, en alrededor de unos 30 países, se ven afectadas por la mutilación genital femenina (MGF).

- Existen tres tipos de MGF. O bien consiste en extirpar el clítoris (tipo 1); en la extirpación del clítoris y de los labios menores (tipo 2); o en la reducción de la abertura vaginal (tipo 3). Cualquier otra modificación no médica de la vagina, como pinchazos, perforaciones o incisiones, se considera de tipo 4.

- Hibo, de 46 años, sufrió una MGF de tipo 3 cuando era una niña. Sus labios fueron cortados y luego cosidos para dejar únicamente un pequeñísimo agujero. En Somalia, su país natal, el 98% de las chicas entre 15 y 49 años han sufrido una ablación.

- "El primer cambio fisiológico que percibes es tu orina—dice Hibo—. Ves que el pis no sale como antes. Cae como gotitas y cada gota es peor que la anterior. Esto es algo que dura cuatro o cinco minutos, tiempo en el que experimentas un dolor atroz. Es como frotar una herida abierta con sal o chile picante".



"Es muy difícil que el sexo te llegue a dar algún tipo de placer"


- Hibo, que se mudó al Reino Unido cuando tenía 18 años, ha sido operada en un procedimiento llamado infibulación, que consiste en una clitoridectomía seguida por el cierre vaginal mediante sutura. No restaura el tejido sensible eliminado, pero logra que se haga más fácil ir al baño.

- Pero el sexo se plantea como un reto aún mayor. “Incluso tras la operación, el espacio que queda es muy pequeño. Es muy difícil que el sexo te llegue a dar algún tipo de placer”, reconoce Hibo.

- “Algunas personas lo describen como algo peor que el estrés postraumático de los soldados”, afirma Janet Fyle, investigadora y activista en contra de la MGF.

- Hibo lo corrobora: “En primer lugar sufres un bloqueo psicológico, porque lo único que asocias a esa parte de ti es dolor”.


Hibo Wardere

Tiene una gran repercusión psicológica: "Algunas personas lo describen como algo peor que el estrés postraumático de los soldados"

- Hibo ha tenido siete hijos, pero recuerda con temor la primera vez que estuvo de parto, con 22 años. “Antes de que los médicos supieran en cómo proceder, mi hijo nació. Tuvieron que cortar. Mi hijo también destrozó partes de mi vagina. Todos estaban muy sorprendidos, sin saber qué hacer conmigo. Fue horrible y tuve que estar muchísimo tiempo recuperándome”.

- Aunque Hibo ha visto un gran apoyo en su marido Yusuf, no ha sido así con su madre, quien la ha criticado por no querer hacer la MGF a sus hijas. “Me decía ‘si no se lo haces a tus hijas, ¿quién se casará con ellas?’ Y yo pensaba ‘¿Qué me importa el matrimonio?' Me importa su salud y no quiero que pasen por lo que yo he pasado”.

- No obstante, y pese a todo lo sufrido, Hibo entiende por qué su madre se lo hizo cuando era una niña. “Ella pensó que era una protección para mí, que así mantenía el honor de la familia. Ella misma fue una víctima. Pero me quería y lo hizo por amor”.

[Vía BBC]


share