PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Con plumas y del tamaño de un gato, así eran los primeros dinosaurios

H

 

El árbol geneológico podría estar erróneamente clasificado, según una investigación de Cambridge

PlayGround

23 Marzo 2017 16:55

El árbol genealógico de los dinosaurios, que se enseña desde hace 130 años, podría ser un gran error. Una mala clasificación que habría liado los lazos familiares. A la posible equivocación, Science Alert la ha descrito como si lo que nos habían dicho que eran algunos tipos "gatos" fueran en realidad más bien "perros".

Una investigación realizada por la Universidad de Cambridge, que se publica en Nature, es la responsable de cuestionar las ramas del árbol. Desde que está en los libros de paleontología, a los dinosaurios se les ha dividido en dos categorías según la estructura de sus caderas. Así, un grupo son los ornitisquios, con una pelvis semejante a la de las aves, y del que forman parte los Triceratops; y otro grupo son los saurisquios, con una pelvis de reptiles, como los grandes carnívoros terópocos al que pertenece el famoso Tyrannosaurus rex.

Sin embargo, tras estudiar 457 características de 74 especímenes, los científicos de Cambrigde observaron que el orden no se podía basar en el hueso de la cadera. Aunque éste no fuera el mismo, vieron que ornitisquios y el grupo del T. Rex tenían similitudes en el cráneo, extremidades posteriores y una fusión de partes del tobillos y del pie. Al final, han reagrupado a los dinosaurios en cuatro ramas en base a rasgos comunes entre los miembros.

¿Y el nexo común? Una criatura fea del tamaño de un gato

Por si no hubieran generado controversia, han apuntado que el antepasado común podría ser una criatura que antes no se barajaba: un Saltopus, una criatura del tamaño de un gato cuyo fósil se encontró en Escocia.

Si se diera como cierto, el mapa del origen de los dinosaurios también cambiaría. Hasta ahora, se ha sostenido que los primeros dinosaurios aparecieron hace 237 millones de años en el antiguo continente de Gondwana, que luego fue el hemisferio sur. Pero estos investigadores dicen que su origen se ubica en el hemisferio norte, en Escocia. Argumentan que los primeros dinosaurios tienen que haber sido omnívoros, pequeños y con plumas, como los Saltopus.

De confirmarse todos los hallazgos, sacudirán la paleontología desde su núcleo.

share