Actualidad

Esta es la razón por la que no deberías tomar decisiones cuando tienes hambre

Una hormona podría tener la culpa de que tomes decisiones desacertadas y seas incapaz de controlar tus impulsos cuando el estómago ruge

Imagen de Agvstin

Jamás tomes decisiones estando hambriento, porque las cosas podrían salir muy mal.

Seguro que has notado que cuando tienes hambre tu cerebro a veces deja de pensar y opta por actuar impulsivamente, como cuando vas a un supermercado hambriento y terminas llenando el carro de cosas que no necesitas. La culpa de esto la tiene una hormona llamada grelina que se libera antes de las comidas y aumenta el apetito.

Según un reciente estudio realizado por la Universidad de Sahlgrenska, la hormona grelina tiene un efecto negativo en la toma de decisiones y la capacidad de controlar los impulsos

Según un reciente estudio realizado por la Universidad de Sahlgrenska, la grelina tiene un efecto negativo en la toma de decisiones y la capacidad de controlar los impulsos.

"Por primera vez, hemos sido capaces de demostrar que el aumento de la grelina que se observa antes de las comidas o durante el ayuno, hace que el cerebro actúe impulsivamente y afecta a la capacidad de tomar decisiones racionales", ha asegurado Karolina Skibicka, una de las investigadoras del estudio.

Para demostrar este hecho, los científicos han utilizado ratas de laboratorio que habían sido entrenadas con recompensas de azúcar cuando ejecutaban una acción como presionar una palanca como respuesta a una serie de señales aprendidas.

Los investigadores hallaron que las ratas tratadas con grelina eran más propensas a presionar la palanca en lugar de esperar, a pesar de que de esa forma perdían su recompensa.

Algo parecido sucede con los humanos. Muchos hemos experimentado lo difícil que resulta resistirse a tomar un sándwich cuando tenemos hambre incluso sabiendo que la cena será servida muy pronto. O comerse una galleta antes de cenar. O abrir una bolsa de patatas ante la incapacidad de aguantar unos pocos minutos más y comer algo sano.

Las personas que se deciden por la satisfacción inmediata de una galleta o de unas patatas fritas, se caracterizan por ser más impulsivos, lo que implica una menor capacidad para tomar decisiones racionales

Las personas que se deciden por la satisfacción inmediata de una galleta o de unas patatas fritas, se caracterizan por ser más impulsivos, lo que implica que tengan una menor capacidad para tomar decisiones racionales.

La impulsividad es un rasgo distintivo de muchos trastornos neuropsiquiátricos y trastornos de comportamiento tales como el TDAH, los trastornos obsesivos compulsivos, los trastornos de espectro autista o los relacionados con el abuso de drogas.

El estudio demostró que el aumento de los niveles de grelina causó incluso cambios genéticos a largo plazo en los circuitos del cerebro que están relacionados con la impulsividad.

Según los investigadores los resultados podrían ayudar a tratar trastornos psiquiátricos que se caracterizan con problemas de impulsividad o incluso trastornos de la alimentación.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar