PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La razón por la que no deberías dar la mano a desconocidos... ni a conocidos

H

 

Quizás va siendo hora de cambiar el apretón de manos por otras opciones un poco más seguras

PlayGround

01 Julio 2016 12:47

Abren primeros encuentros, cierran negocios y son una de las formas de comunicación no verbal más comunes en Occidente. Y también la opción perfecta para aquellos a los que los dos besos no les agradan demasiado. Nos referimos, claro, a los apretones de manos, ese saludo que surgió en tiempos del Imperio Romano como un modo de comprobar si el otro tenía armas escondidas en la manga, y que acabó convertido en una forma de saludo cuyo propósito es demostrar buenas intenciones.

Sin embargo, recientes investigaciones sugieren que ese apretón de manos quizás debería cambiarse por otras opciones... menos peligrosas.



 

¿Cómo va a ser un apretón de manos peligroso?, te preguntarás.

Pues bien, más allá de la diplomacia, los apretones de manos también son vehículos naturales para la propagación de enfermedades infecciosas. Según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, casi el 80% de las infecciones se transmiten a través de las manos ya que estas se encuentran repletas de millones de bacterias y virus.


Según el CDC, casi el 80% de las infecciones se transmiten a través de las manos ya que estas alojan a millones de bacterias y virus


Esta situación ha llevado a diversos especialistas a idear opciones alternativas, y más seguras, para saludar correctamente. El Dr Tom McClellan de la Universidad de Virginia Occidental estableció el golpe de puño para evitar la expansión de virus y algunos funcionarios de salud creyeron que golpear el codo sería la alternativa perfecta al apretón de manos. Esta iniciativa se llevó a cabo durante el brote de cólera de Haití, la gripe porcina de México y la epidemia de Ébola del año pasado. 



Propuestas alternativas al apretón de manos las hay. Pero, seamos serios... El golpe de puño es algo que podrías hacer con tus colegas en el parque y el golpe de codo es una opción demasiado complicada. ¿Quién se imagina hacer el saludito golpe de codo en la primera entrevista de trabajo? Raro, muy raro. ¿Y chocar el puño con los padres de tu pareja en el primer encuentro? Aún mucho peor.


El Dr Tom McClellan de la Universidad de Virginia Occidental estableció el golpe de puño como alternativa al apretón de manos como medida para evitar la expansión de virus


Es por esto por lo que cada vez son más los que proponen fijarnos en Oriente y su lenguaje corporal. Por ejemplo, el wai, el saludo tradicional en Tailandia. Su ejecución es muy sencilla: junte las palmas y agache la cabeza en una ligera reverencia. Y además puedes modular intensidades: cuanto más altas se encuentren las manos más respeto se muestra.

En India se utiliza el Namaste, en Camboya el Sampeah, en Laos el Nop y en países como Japón la curvatura de cabeza también está a la orden del día.

Más allá del conflicto de si instaurar el saludo oriental en Occidente sería un caso más de apropiación cultural, lo que si es cierto es que la pequeña reverencia sería algo mucho más higiénico.  

Quizás en el futuro dejemos de lado los dos besos y los apretones de manos en beneficio de algo mucho más importante: nuestra propia salud.





share