Actualidad

¿Tienes la sensación de que te falta tiempo para todo? Estos son los motivos

Los cambios sociales han hecho que creamos que estamos más ocupados que nunca. Pero, en realidad, ocurre otra cosa

"Estoy muy ocupado, ¿podemos quedar otro día?".

"Estoy muy ocupado, ¿puedes llevar al perro al veterinario por mí?".

"Estoy muy ocupado, ¿me dejas solo unos minutos?".

Estas son algunas de las frases que escuchamos a diario. Creemos estar más ocupados que nunca, pero, en realidad, no es así.

Así, al menos, lo ha explicado el periodista Oliver Burkemanen BBC Radio 4:

"Actualmente nos sentimos mucho más ocupados porque creemos que tenemos mucho más que hacer. Pero estamos equivocados. El tiempo total que la gente invierte en trabajar – de forma remunerada o no – no ha aumentado ni en Europa ni en América del Norte en las últimas décadas".

"¿Qué está pasando? Parte de la respuesta se encuentra en la economía. A medida que las economías crecen y los ingresos de los que están en mejor situación aumentan, el tiempo se ha vuelto literalmente más valioso: cada hora vale más, por lo que tenemos más presión para hacer más trabajo".

"Vivimos en un "mundo infinito", dice el autor del libro Busy: How to Thrive in a World of Too Much, Tony Crabbe. Siempre hay más correos electrónicos en la bandeja de entrada, más reuniones, más cosas por leer y más ideas para seguir. Y la tecnología móvil nos permite consumir fácilmente algunos artículos pendientes en casa, durante las vacaciones o en el gimnasio. El resultado es que, inevitablemente, nos sentimos abrumados: cada uno de nosotros somos seres humanos finitos, con energías y capacidades finitas, tratando de superar una cantidad infinita. Sentimos una presión social para 'hacerlo todo' en el trabajo y en casa. Pero eso no es realmente difícil, es una imposibilidad matemática".

but

"Con esta presión del tiempo que nos pesa, no es sorprendente que vivamos con un ojo mirando el reloj. Pero la investigación psicológica demuestra que este tipo de conciencia sobre el tiempo, en realidad, nos hace tener peor rendimiento (por no mencionar los niveles reducidos de compasión). Así que la consecuencia irónica del 'sentirse ocupado' es que manejamos nuestras tareas menos bien que si no fuéramos tan apresurados".

"El economista Sendhil Mullainathan y el científico que estudia el comportamiento, Eldar Shafir, describen esto como un problema de 'ancho de banda cognoscitivo': sentimientos de escasez, ya sean de dinero o de tiempo, que hacen presa a la mente y perjudican a la toma de decisiones. Es más probable que hagas malas elecciones de gestión del tiempo cuando estás más ocupado".

busy

"Sin duda, lo peor de todo, es que esta mentalidad se propaga para infectar nuestro tiempo de ocio. De este modo, incluso cuando la vida finalmente nos permite tener 1 o 2 horas para recuperarnos, acabamos sintiendo que eso también debería invertirse en algo 'productivo'".

"María Popova, que dirige el popular blog de ideas Brain Pickings, observó que esto había perjudicado a una de sus aficiones: la fotografía. "En el pasado iba a todos sitios con una cámara profesional. Pero ahora, el hecho de compartir" – la idea de que la razón para hacer fotos es publicarlas en Facebook o Instagram – "se ha convertido en su propia carga".

[Vía BBC]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar