Actualidad

Estos ratones podrían tener el secreto de la cura del Alzhéimer

Un experimento con ratones consigue recuperar los recuerdos de los roedores por medio de ráfagas de luz aplicadas en su cerebro

Se calcula que hay 47,5 millones de personas que padecen demencia en el mundo. En el 70% de esos casos, esa demencia está provocada por la Enfermedad de Alzhéimer.

Esta enfermedad degenerativa se caracteriza por el deterioro de la memoria y el intelecto. Quienes la sufren olvidan información recién aprendida. Olvidan fechas, estaciones y hasta el paso del tiempo. A veces pueden tener dificultad en llegar a un lugar conocido, en encontrar las palabras correctas para seguir una conversación, o en recordar las reglas de un juego muy conocido.

Para el enfermo de Alzhéimer la memoria deja de ser un mecanismo en el que poder confiar, con el efecto que eso tiene sobre la vida diaria.

Ahora, un nuevo estudio sugiere que, en los primeros estadios de la enfermedad, los recuerdos no han desaparecido del cerebro de los afectados y pueden ser recuperados.

El estudio ha sido capitaneado por el premio Nobel Susumu Tonegawa, director del Centro RIKEN-MIT para la Genética del Circuito Neural, en Cambridge (EEUU), y ha llegado a esa conclusión a través de un curioso experimento con ratones.

  • Se colocó a un grupo de ratones en una habitación con suelo electrificado. Un grupo de ellos estaba sano, el otro estaba modificado genéticamente para padecer las primeras fases de alzhéimer. Todos los roedores mostraban miedo al ser colocados posteriormente en la cámara. Sin embargo, días más tarde, solo los ratones sanos se acordaban de la descarga.
  • En la segunda parte del experimento, los científicos usaron la optogenética, una técnica que inserta genes de algas sensibles a la luz en los cerebros de los ratones. Estos genes producen un proteína capaz de activar o desactivar las células en función de las ráfagas de luz láser enviadas por los investigadores. Al marcar con el láser las células responsables de la memoria —situadas en el hipocampo, el área relacionada con los recuerdos— los ratones con alzhéimer volvían a recordar la descarga eléctrica.
  • “Lo importante de esto es que es una prueba de concepto. Incluso si un recuerdo parece haberse esfumado, todavía sigue ahí. El problema es cómo recuperarlo”, explica Tonegawa.
  • El miedo se graba reforzando las conexiones entre las neuronas de dos áreas del cerebro: el giro dentado y la corteza entorrinal. Estos científicos consiguieron, lanzando pulsos de luz en esa región cerebral, recuperar la memoria de los ratones con demencia hasta llegar al nivel de los ratones sanos. Sin embargo, el éxito se consiguió solo dirigiendo la luz a los circuitos neuronales implicados en la grabación del recuerdo.
  • “Basándonos en estos resultados, creemos que estos recuerdos todavía están almacenados en el cerebro durante las fases tempranas de la enfermedad de Alzhéimer”, subraya el joven neurocientífico Dheeraj Roy, investigador del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y principal autor del estudio. Roy reconoce las limitaciones de sus resultados, dado que la optogenética, muy invasiva, todavía no está autorizada para su uso en humanos.

[Vía Boston Herald]

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar