PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La rapera “lesboterrorista” que enseñaba cómo abortar

H

 

'Rap para abortar' aconseja a las mujeres sobre la interrupción del embarazo a ritmo de hip-hop

Alba Muñoz

21 Julio 2014 11:09

Cuando las mujeres no pueden decidir sobre su propio cuerpo, las soluciones desesperadas para abortar a menudo pasan por los consejos discretos y las redes de apoyo clandestinas. Pero ante la regresión de algunos países en esta materia, como es el caso español, o el empecinamiento de otros criminalizar a las víctimas de violaciones e incestos (México), las recomendaciones entre mujeres están empezando a pasar a un plano público e incluso bailable, molón.

Es el caso de la rapera mexicana de 26 años Luisa Velázquez, conocida como Menstruadora y autoproclamada “lesboterrorista”, que acaba de lanzar a la red el tema musical Rap para abortar, que instruye a las mujeres a interrumpir sus embarazos no deseados.

Velázquez, que es activista en la organización juvenil Ímpetu AC de Ciudad de México, explica que lo que le condujo a transformar su asesoría en rimas de hip hop fue una acción de la organización Las Libres: “Se pusieron a compartir públicamente información acerca de Misoprostol en Guanajuato, un estado el aborto es ilegal, y decidí unirme a este tipo de campañas de sensibilización”, contó a Fusión.

En la mayor parte de los 32 estados de México el aborto libre está criminalizado y perseguido por la ley, no así el que supone riesgos para la salud física de la mujer. Sin embargo, la clave de toda esta polémica, y el éxito del tema de Velázquez tratándose de este asunto (más de 2.300 reproducciones en 10 días), es este medicamento, el Misoprostol. Debido a que tiene otros usos médicos a parte de la interrupción del embarazo, es legal y se dispensa sin receta en las farmacias mexicanas. La misma Velázquez lo tomó hace dos años, afirma que le funcionó perfectamente y que muchas mujeres se lo administran en América Latina.

En 2008 Ciudad de México se convirtió en el primer estado mexicano en legalizar el aborto, pero sólo hasta las primeras 12 semanas de gestación. Desde entonces, 17 estados del mismo país han modificado sus constituciones para endurecer y criminalizar la interrupción del embarazo en nombre de los “derechos fetales”. 127 mujeres han terminado en prisión por ello.

Son muchas las opiniones que Rap para abortar está generando en la red: desde antiabortistas que la consideran un acto casi satánico hasta las jóvenes que comentan con un despreocupado "¡me encanta!". La canción de Velázquez no es solamente otra acción artística y política a favor del aborto libre: de forma consciente o no, la posibilidad de bailar y sonreír con un tema musical sobre el aborto es dinamita para la culpa femenina, para muchos piedra angular del patriarcado. Es difícil, se supone, criminalizar a alguien que no se siente criminal. Como dijo la escritora y activista Emma Goldman, "si no puedo bailar, tu revolución no me interesa".

share