PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

¿Es verdad que los hombres nunca dejan de ser fértiles?

H

 

Mick Jagger va ser padre con 73 años. ¿Pero cómo es el esperma de una persona con 73 años?

PlayGround

26 Julio 2016 13:02

Mick Jagger, la estrella de los Rolling Stones que hoy cumple 73 años, será padre por octava vez. La madre será Melanie Harmick, bailarina de 29 años con la que Jagger decía mantener una relación abierta.

El cantante vuelve a encauzar una polémica sexual después de haber reconocido hacer tríos con David Bowie o intercambios de pareja con Rod Stewart.

Con más de siete décadas encima, Jagger ha demostrado que la edad es lo de menos en lo que a sexo y fertilidad masculina se refiere. Pero, ¿es esto del todo cierto?

Es popularmente conocido que las mujeres comienzan a perder fertilidad a partir de los 35 años, cuando son menos propensas a concebir y aún menos a tener un bebé saludable.

En parte por ello, su edad media de concepción es bastante inferior a la del hombre. En Estados Unidos, las mujeres tienen su primer hijo a los 22,8 años; los hombres, a los 25,4 años. Aunque esto también tiene su explicación en que la pareja heterosexual promedio consta de un hombre 2,3 años mayor que la mujer.



Los hombres mayores tienen un “riesgo ligeramente mayor de tener hijos con defectos genéticos”.


Sin embargo, poco se habla de la relación entre edad y fertilidad entre los hombres. Como ha demostrado Jagger, no parece que exista un vínculo aparente.

Sin embargo, según un manual de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM), esto no es del todo cierto:

“A diferencia de las mujeres, cuya fecundidad disminuye a una edad temprana, la disminución de las características del semen se produce mucho más tarde. La calidad del esperma se deteriora cuando los hombres envejecen, pero por lo general no se convierte en un problema antes de los 60 años”.

De esta forma, aunque no existe una edad máxima con la que un hombre puede engendrar a un hijo, sí que pierde cierto grado de fertilidad. Quizás por ello la mayoría de padres ancianos lo son junto a madres muy jóvenes —y por lo tanto más fértiles—.

Lo que sí está comprobado es que los hombres mayores tienen un “riesgo ligeramente mayor de tener hijos con defectos genéticos”. Según un estudio publicado en 2014, los hijos de hombres mayores de 45 tienen 3,5 veces más probabilidades de sufrir autismo y 13 veces más de tener TDAH que los nacidos de padres veinteañeros. 

Así que ya sabéis, si entre vuestros planes entra ser un “papábuelo”, tened en cuenta los problemas que puede acarrear.

 [Vía The Guardian]

share