Actualidad

Makeev, el 'nazi ruso' que ha desatado una revuelta ciudadana en Cancún

Sus ofensas racistas contra mexicanos publicadas en YouTube llevan a una turba violenta a tomarse la justicia por la mano. Hace dos noches fue golpeado hasta casi la muerte

Ha salvado la vida por los pelos. Aleksei Viktorovich Makeev se encuentra ingresado en el Hospital General de Cancún. Los médicos lo atienden de traumatismo encefálico y múltiples contusiones y heridas en brazos, piernas y espalda. Así quedó después del linchamiento que le propinó una turba ciudadana en la noche del pasado viernes.

La historia de Aleksei es la de nuestro 'Caranchoa' pero multiplicada por 100, y con un claro trasfondo de odio racial. En vez de una simple bofetada, las ofensas de este ciudadano ruso de 43 años le han costado una paliza que a punto ha estado de costarle la vida. Y el desencadenante de esa violencia ha sido, sí, YouTube.

Makeev mantiene dos canales en la plataforma de vídeos de Google. Allí sube vídeos en los que muestra su admiración por Madonna, se deja ver rodeado de parafernalia nazi, se las da de samurái y dedica todo tipo de expresiones racistas a ciudadanos mexicanos.

“Los mexicanos solo saben reproducirse. Son gusanos, monos que solo quieren sexo”. “Trozos de mierda”. “Los mexicanos apestan. Los vamos a colgar pronto”. Son algunas de las lindezas que suelta Makeev en sus vídeos mientras se encara con ciudadanos, molesta a niños en la playa o humilla y amenaza a mujeres en plena calle.

Su mala actitud le ha valido ser bautizado como #LordNaziRuso en las redes sociales. Y fue a través de esas mismas redes que el pasado viernes se organizó una quedada... para lincharlo.

Makeev estaba al tanto de lo que se cocinaba. “Los terroristas están amenazando con matarme”, escribió en el que es su último post en Facebook hasta la fecha. Lo escribió el viernes al mediodía. Horas más tarde, con la caída de la noche, medio centenar de personas comenzaron a congregarse en las cercanías de su casa en la Supermanzana 70 de Cancún.

Según los medios locales, la policía hizo acto de presencia en un primer momento. Luego se retiró del lugar al considerar que la situación no iría a más. Se equivocaron.

Algunos de los mexicanos vengadores trataron de entrar a la casa del extranjero. Makeev los recibió con un cuchillo en la mano. En la refriega, Carlos Eduardo Gutiérrez, un joven de 20 años, recibió un cuchillada cerca del corazón que le acabó causando la muerte pocos minutos después. Los ánimos explotaron.

Carlos Eduardo Gutierrez yace en el suelo tras recibir la puñalada

Las crónicas hablan de gritos amenazando de muerte, piedras que volaban y palos golpeando en las puertas y ventanas de la casa del agresor. Makeev logró zafarse de la turba, escapando por el interior del edificio para acabar, visiblemente ensangrentado, subido al tejado de una casa vecina.

Te vamos a decapitar, te vamos a cortar la cabeza”, dicen los medios locales que le gritaba la muchedumbre.

La llegada de la policía evitó que la noche se saldara con una segunda muerte.

Agresivo e inestable

De acuerdo a medios rusos, Makeev cuenta con un historial de agresiones previas en la ciudad de Elektrostal, en la región de Moscú. Los residentes de la pequeña localidad rusa denunciaron varias veces a Makeev por su comportamiento errático. Tras una revisión médica, le diagnosticaron esquizofrenia. El hombre pasó un mes internado.

Según datos del Ministerio del Interior de Rusia, Makeev viajó a Egipto en 2007. Más tarde se mudó a España, país en el que residió alrededor de dos años, para acabar trasladándose a México, donde se le había concedido un permiso de residencia permanente.

Makeev trabajó durante un tiempo como instructor de buceo en el Aquaworld Cancún. A raíz del linchamiento, los responsables de comunicación del parque acuático han asegurado que despidieron al ruso en 2015, debido a su comportamiento agresivo.

La Fiscalía estatal también ha confirmado que Makeev ya había sido detenido en varias ocasiones por su conducta violenta. De hecho, el pasado diciembre tuvo que personarse ante los servicios de migración en el municipio de Benito Juárez, a fin de atender varias denuncias derivadas de su comportamiento agresivo.

Las autoridades iniciaron un procedimiento de deportación contra Makeev, que no llegó a materializarse debido a las constantes negativas por parte del consulado ruso para expedir el salvoconducto necesario para ejecutar el retorno.

El pronóstico actual de Makeev es grave pero estable, según fuentes médicas. La autoridades mexicanas ya han avisado de que, esta vez sí, Makeev será deportado a Rusia tan pronto como su estado mejore.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar