Actualidad

¿Se puede poner copyright a un tatuaje?

Las demandas de los tatuadores a empresas que reproducen la imagen de famosos tatuados son cada vez más numerosas

La ley dice que toda expresión artística plasmada en un medio material puede ser registrada. La piel es un medio material, pero existe un vacío legal al respecto.

También una presión cada vez más poderosa para que este hecho se regule. Muchos tatuadores consideran que deben recibir derechos de reproducción por su trabajo cuando este se muestra en películas o videojuegos. Los juzgados, por lo general, les dan la espalda.

Hace tres años, Victor Whitmill, el autor del famoso tatuaje que Mike Tyson lleva en la cara, demandó a Warner Bros por haber copiado su dibujo en el rostro de uno de los personajes de Resacón en las Vegas 2. "La ley nunca ha contemplado que la piel pueda ser motivo de copyright. Esto sentaría un precedente absurdo", declaró por entonces el abogado de la productora. Finalmente, ni el dibujo fue retirado de la cinta ni Whitmill recibió compensación alguna.

La cuestión es especialmente acuciante en el ámbito de los videojuegos deportivos. En 2012, el artista Christopher Escobedo pidió a la compañía THQ (ahora en bancarrota) cuatro millones de dólares por el videojuego Undisputed 2010. En él aparece el luchador Carlos Condit con su enorme tatuaje de un león en las costillas, un diseño de Escobedo. Tras dos años de disputas, Escobedo dejó de litigar después de haber recibido una compensación por parte de la compañía.

Contratos previos

La Federación nacional de fútbol americano (NFL) ha sugerido a sus jugadores que firmen con sus respectivos tatuadores una licencia de reprodución antes de proceder a tatuarse. Ya tuvieron problemas el año pasado con una demanda interpuesta contra la empresa de videojuegos EA por mostrar al jugador de rugby Ricky Williams (y a sus tatuajes) en algunas carátulas. Ahora, para su próximo lanzamiento, en el que aparece el quarterback Colin Kaepernick, han pedido autorización a sus tatuadores.

EA ya tiene la lección aprendida: también sacará un nuevo videojuego sobre Carlos Condit. Esta vez, sin su famoso león en las costillas, lo que ha provocado la ira de los fans hacia su tatuador.

"Si se puede registrar el papel, se puede registrar la piel", declaraba sobre este asunto un profesor de propiedad intelectual a la revista Forbes. Pero, ¿hasta qué punto los derechos sobre el tatuaje son del tatuador y no del tatuado? Según ha escrito el abogado Timothy Bradley a este respecto,"la falta de acuerdos de licencia hará que estos casos crezcan en número y notoriedad". Y cita los tatuajes de Angelina Jolie o Rihanna como posible objeto de demanda en el futuro. Si no se regula pronto este asunto, quizá acabemos viendo a actores, futbolistas y cantantes en los tribunales junto a sus tatuadores.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar