Actualidad

La prueba de que las selfies pueden llevarte a la cárcel

"King Romeo" protagoniza el #GangsterFail del día

Puede que el narcisimo inherente en una selfie parezca inofensivo. Pero el caso de Jules Bahler demuestra que, muchas veces, lo mejor es contener nuestra vanidad.

La semana pasada Bahler se compró una metralleta. Con la excitación del momento, no pudo resistir la tentación de compartirlo con sus contactos de Facebook. Se hizo dos selfies empuñando su flamante semi-automática y las subió a la red. ERROR.

Bahler podría haber pasado por un fanfarrón más. Un innovador que buscaba el lado gángster de las #EpicSelfies. A fin de cuentas, el tipo se hace llamar “King Romeo” en Facebook. El problema es que, durante las dos semanas anteriores, se había dedicado a atracar tres bancos del área de Michigan utilizando una arma similar.

Cuando un detective descubrió su Facebook y comparó las fotos con las imágenes de las cámaras de seguridad de uno de los bancos ató cabos. El viernes, una patrulla de policías detenía a Bahler cuando salía de su casa en Pontiac, Michigan. Una casa que, atendiendo al mensaje que acompañaba las fotos, probablemente se había comprado con el dinero de los atracos. Pobre gañán.

El sospechoso fue puesto en custodia, donde, según The Smoking Gun, confesó los tres robos.

La poética del caso es fantástica. En una de las fotos que posteó, Bahler aparece apuntando a su reflejo en el espejo. La figura retórica "dispararse en el pie" nunca había tenido una plasmación tan gráfica.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar