Actualidad

Ontario se atreve con la renta básica universal para acabar con la pobreza

La província canadiense iniciará un programa piloto esta primavera

A pesar de c asos concretos como el de Finlandia, todavía son muy pocos los gobiernos que se atreven a implantar la renta básica universal.

Ahora, la provincia canadiense de Ontario ha anunciado que probará de hacerlo con un proyecto piloto que se llevará a cabo en 3 de sus ciudades esta primavera.

Para llevarlo a cabo, el gobierno provincial, actualmente en el control del Partido Liberal, se ha basado en opiniones e información de 40 expertos, en 14 consultas públicas sobre su viabilidad y en un documento escrito el agosto pasado por el entonces miembro del Senado de Canadá y actual jefe de University of Toronto's Massey College, Hugh Segal.

En éste, sugirió que la renta básica debería ser de casi 12.250 euros anuales y que tendría que distribuirse mínimo a las tres cuartas partes de la población que se encuentra bajo el umbral de pobreza. Aunque, por el momento se desconoce de dónde vendrá el dinero y cuáles serán los costes fijos del proyecto.

El hecho de que se haya escogido Ontario no es casual. La provincia representa alrededor del 40% de la producción económica total de Canadá, y se ha visto duramente afectada por la desindustrialización en la industria automotriz y en otros sectores manufactureros.

Para contrarrestar lo ocurrido, el gobierno de la provincia tiene la intención de reemplazar la manufacturación tradicional por nuevos empleos "basados en el conocimiento", como la investigación médica o la tecnología financiera.

De este modo, se dará una nueva oportunidad a los 1,7 millones de personas que, en estos momentos, viven con ingresos inferiores al umbral de pobreza en la provincia - casi 15.000 euros por persona o unos 30.000 euros por cuatro -, de acuerdo con datos recogidos en 2011 por Stadistics Canada.

En el documento se sugiere que la renta básica debería ser de casi 12.250 euros anuales y que tendría que distribuirse mínimo a las tres cuartas partes de la población que se encuentra bajo el umbral de pobreza  

Para aplicar la medida, es crucial que los ciudadanos tengan tiempo para formarse, y esto solo pueden conseguirlo con una renta básica universal, según el ministro responsable de la iniciativa, Chris Ballard.

"Es el momento de empezar a considerar algún tipo de ingreso básico debido a la naturaleza cambiante del trabajo desencadenada por la automatización. Si se hace bien y es universalmente accesible, podría proporcionar oportunidades para que las personas exploren su espíritu empresarial, ya que no tendrían que preocuparse por cubrir sus necesidades básicas".

"Es el momento de empezar a considerar algún tipo de ingreso básico debido a la naturaleza cambiante del trabajo desencadenada por la automatización"

Sin embargo, no todos miran a esta propuesta con buenos ojos. El economista del Centro Canadiense para Políticas Alternativas, David Macdonald, teme que la renta básica universal obligue al gobierno a recortar otros programas sociales para compensar los costes. Hay otros que no confían en el proyecto porque, en el pasado, se intentó algo similar en dos ocasiones distintas y se fracasó.

En cuanto al resto del mundo, la India se está planteando implantar un ingreso básico en el país después que los tres programas pilotos, que implantaron anteriormente, mostraran efectos positivos. Finlandia lanzó el 9 de enero un programa piloto con el cual abonarán 569 euros mensuales a 2.000 finlandeses en paro.

De que el caso de Ontario sea un éxito o un fracaso dependerá, probablemente, que esta lista siga aumentando.

[Vídeo relacionado]

[Vía Quartz]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar