PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Cuando el progreso se convierte en la peor amenaza para tu salud

H

 

La fotógrafa Thilde Jensen radiografía la vida de personas aquejadas de enfermedades ambientales en su serie 'The Canaries'

Cristina Ortiz

12 Junio 2014 16:40

En 2003, mientras disfrutaba de una vida feliz en Williamsburg, Brooklyn, la fotógrafa y documentalista danesa Thilde Jensen desarrolló una forma severa de lo que se conoce como sensibilidad química múltiple. Se trata de un síndrome de patogenia desconocida por el que el paciente experimenta una gran variedad de síntomas como respuesta a una mínima exposición a diversos productos químicos en muy bajas dosis. De repente, el entorno urbano, en el que había vivido siempre, se convirtió para ella en una zona tóxica.

Jensen se vio obligada a abandonar su vida en la ciudad escapando de sus síntomas, y así acabó viviendo al aire libre, en tiendas de campaña, en caravanas metálicas e incluso al raso durante dos años, hasta que finalmente se construyó una pequeña casa de madera en Truxton, un pueblo del estado de Nueva York. Por el camino, Jensen fue conociendo a otra gente aquejada de enfermedades ambientales similares a la suya, y decidió documentar su existencia.

El fruto de aquel trabajo es The Canaries, una serie fotográfica que el año pasado se convirtió en libro. La cámara de Jensen captura escenas de la complicada vida diaria de gente que ha desarrollado una sensibilidad extrema a componentes químicos que se encuentran en productos de lo más comunes (en la ropa, en muebles, en perfumes, en productos de limpieza y de higiene corporal, en la tinta de los libros...), a la radiación electromagnética de teléfonos y ordenadores e incluso a la misma luz solar. Gente que se ha visto obligada a buscar refugio en zonas remotas, alejadas de la civilización, o que viven encerrados en sus propias casas, prisioneros de sus síntomas, tratando de crear un entorno puro entre paredes forradas de papel de aluminio.

Así es la vida cuando el mundo creado por el hombre se convierte en la peor amenaza para tu salud.

Thilde Jensen

Hombre usando un teléfono de baja radiación. Dolan Springs, Arizona, 2005.

Thilde Jensen

Marie en su dormitorio seguro. Seagoville, Texas, 2011.

Thilde Jensen

Jen despertando de su letargo después de haberse visto expuesta a perfume. Small Woods, Nueva York, 2008.

Thilde Jensen

Jensen en su casa de madera en Truxton, Nueva York, 2010.

Thilde Jensen

Jessica en la escuela. Siracusa, Nueva York, 2009.

Thilde Jensen

Anna echando gasolina. Siracusa, Nueva York, 2005.

Thilde Jensen

Vista desde el tráiler de Thilde. Arizona, 2005.

Thilde Jensen

Anna bañándose. Nueva York, 2006.

Thilde Jensen

María, cegada por su sensibilidad extrema a la luz y al sol, raramente sale durante el día. Seagoville, Texas, 2011.

Thilde Jensen

Allan y sus perros. Texas, 2012.

Thilde Jensen

Randy en su coche, en el que vive desde hace años. Tucson, Arizona, 2005.

Thilde Jensen

Padre James. Arizona, 2011

Thilde Jensen

Thilde duchándose en su baño recién renovado. Nueva York, 2004.

Thilde Jensen

Alan en la Cueva, su refugio antieléctrico. Texas, 2011.

Thilde Jensen

Karen sufre de sensibilidad extrema al sol. Texas, 2012.

Thilde Jensen

Craig habla por teléfono desde su coche, en el que vive desde hace 8 años. Arizona, 2011.

Thilde Jensen

Hombre en su habitación forrada de aluminio.

Thilde Jensen

Ginger y David. Arizona, 2012.

Thilde Jensen

Jen atascada en la bañera, demasiado fatigada como para poder moverse sola. Brooklyn, Nueva York, 2007.

The Canaries

Claire con sus hijos, alérgica no sólo al mundo manufacturado, sino también a la propia naturaleza. Ithaca, Nueva York, 2010.

share