Actualidad

Jegertroppen: las primeras fuerzas especiales 100% femeninas

Los noruegos argumentan que la ausencia de mujeres en las unidades de combate debilita al ejército

Se la conoce como la tropa de las cazadoras. La primera unidad de fuerzas especiales exclusivamente femenina del mundo, la Jegertroppen, ha sido creada en Noruega por una necesidad militar.

La ausencia de mujeres en las fuerzas especiales de todo el mundo (representan entre un 10 y un 15% a escala global), destinadas a combatir en los conflictos más cruentos a nivel internacional, ha supuesto un problema para las fuerzas armadas del país nórdico.

En Afganistán, los soldados noruegos que entraban en las casas se encontraron con que no podían hablar con quienes habitualmente las habitan: mujeres. En una guerra urbana, cualquier destacamento tiene que ser capaz de interrogar u obtener información de cualquier sujeto, independientemente de su sexo.

¿Por qué las mujeres no están presentes en las fuerzas de combate? En muchos países, sencillamente no está permitido.

Aunque Noruega e Israel se abrieron a esa posibilidad en 1985, las mujeres suelen ocupar posiciones más estratégicas o de apoyo. Pocas intentan formar parte de las tropas de combate, y de las que lo hacen, casi ninguna consigue superar las pruebas de admisión.

Uno de los principales factores que ahuyenta a las mujeres de las unidades de combate es el peso del armamento y los equipos de protección

Uno de los factores es el peso del armamento y los equipos de protección. En la actualidad, los soldados cargan mucho más peso que en guerras pasadas como la de Vietnam. En Afganistán, por ejemplo, los soldados de infantería estadounidenses cargan entre 32 y 45 kilos en dispositivos de protección y tecnológicos.

Debido a los numerosos casos de fracturas de pelvis en las soldados, el ejército estadounidense calculó que a las mujeres se les exigía que cargaran el 58% de su peso corporal de promedio, mientras que en el caso de los hombres ese porcentaje desciende al 40%.

Lejos de mantener la efectividad, los noruegos argumentan que la ausencia de mujeres en las tropas de combate debilita al ejército.

Ese fue el motivo de la creación del programa piloto Jegertroppen, en el que se ha ideado un equipamiento distinto: las mochilas están diseñadas para cargar 27 kilos en vez de 40, pero las pruebas físicas son similares a las de los hombres.

De las 317 solicitudes iniciales, solo 88 mujeres pudieron pasar a las pruebas físicas. De estas, 13 soldados llegaron a completarlas.

Tuvieron que enfrentarse a un agotador entrenamiento de 10 meses de duración, que incluye combate urbano, operaciones de antiterrorismo, supervivencia y operaciones en las líneas enemigas.

La tropa de las cazadoras destaca en habilidades de observación y pronto será puesta a prueba sobre el terreno.

Aunque es pronto para saber si las unidades femeninas terminarán formando parte de la mayoría de los ejércitos modernos, los mandos del ejército noruego han pedido que el programa Jegertroppen se extienda otros tres años.

No era la dureza del combate lo que ahuyentaba a las mujeres, sino un sistema nada adaptado a sus particularidades físicas y que merma su potencial.

[Via Foreign Affairs]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar