PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Por primera vez el MDMA se usará para tratar el alcoholismo

H

 

Estudios previos ya han demostrado la efectividad de la sustancia tratando el síndrome de estrés postraumático y la ansiedad, ahora van a intentarlo con el alcoholismo crónico

Elena Rue Morgue

04 Julio 2017 17:07

Crédito de la imagen Adobe.

(Conversación con mi padre, X años atrás...)

— ... pues resulta que los chavales QUE NO TIENEN CABEZA ahora toman una droga que se llama CRISTAL....

— Bueno, el MDMA, que es la sustancia de la que hablas, tiene propiedades terapéuticas...

— ... y RESULTA QUE ES MALÍSIMA...

— ... en realidad tú te estás tomando una copa de vino, y el alcohol tiene bastante más riesgos que...

— es DROGA.

— ... sirve para tratar el estrés postraumático...

— DRO-GA.

— ... la prohibieron sin demostrar los riesgos, los psicólogos la usaron en los 70 y todo iba bastante bien...

— DROGA. MAL. SANSEACABÓ.



Si alguna vez habéis intentado hablar con vuestros padres (o con cualquier persona antidroga cerrada en banda) sobre el MDMA seguro que os habéis dado contra un muro.

Da igual que se la pusiera en la misma categoría que la heroína sin haber hecho ni una sola prueba que demostrase su nivel de peligrosidad. Da igual que no genere dependencia física, y poca dependencia psicológica. Da igual que todo el mundo beba, cuando está demostrado que el alcohol es mucho más hardcore, ya que genera una dependencia física y psicológica brutal, y que todo el mundo lo consuma sin prejuicios. Da igual que en los setenta los primeros psicólogos que la utilizaron ya vieran sus beneficios a nivel terapéutico por sus capacidades empatógenas. Que lo llegasen a denominar "el antibiótico de la psiquiatría". Para algunos MDMA solo suena a:

"EXTASIS"

"PASTILLEROS"

"MÚSICA CHUNTA CHUNTA"

"SOBREDOSIS"

Ahora, en una paradoja para todos aquellos que nunca le hacen ascos a un copazo pero tildan de yonquis a quienes consuman cualquier otra sustancia, la ciencia vuelve a dar la mano al MDMA para tratar uno de los problemas psicológicos que más muertes causan en el planeta cada año: el alcoholismo.

Los científicos del Imperial College de Londres van a llevar a cabo un estudio en la ciudad de Bristol. Para el experimento 20 voluntarios alcohólicos (y para quienes el resto de tratamientos han fallado) serán guiados en sesiones de terapia después de haber consumido pequeñas dosis de MDMA con una pureza del 99,99%.



"La capacidad empatógena de la sustancia sirve para realzar la relación entre el terapeuta y el paciente, y nos permite llegar al fondo del problema que hay tras una enfermedad mental de largo recorrido como esta" Dijo Ben Sessa, psiquiatra clínica implicada en el experimento a The Guardian.

Y todo apunta a que en este caso también el MDMA podría tener la respuesta: en un estudio del año 2010, el 80% de pacientes con estrés postraumático dejaron de tener síntomas tras la segunda terapia con MDMA.

"Existe una idea equivocada de que estas drogas son peligrosas porque hacen perder el control a la gente", dijo Rick Doblin, director ejecutivo de la Asociación Multidisciplinar de Estudios Psicodélicos en una entrevista en 2015 al Huffington Post. "Pero de hecho estamos viendo que si mantenemos el control sobre la situación es precisamente lo que no permite curar estos desórdenes. Cuando alguien es capaz de dejar ir su sentido normal de controlar sus emociones o no censurar sus propios sentimientos, puede darse lugar un tipo de curación increíble".

"Sabemos que el MDMA funciona realmente bien en ayudar a personas que han sufrido trauma y ayuda a construir empatía. Muchos de mis pacientes alcohólicos han sufrido algún tipo de trauma en el pasado que juega un rol importante en su adicción", dijo Sessa".

"A diferencia de la cocaína, el alcohol y muchas drogas de farmacia, las drogas psicodélicas son extremadamente seguras a pesar de tener una percepción muy negativa". Sessa asegura que su trabajo consiste en cambiar esta mala reputación. "Siento que es una causa que vale la pena apoyar porque finalmente son los pacientes los que se están perdiendo estas maravillosas medicinas y merecen tener la oportunidad de que las investiguemos".



[Vía Huffington Post]

share