PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

El primer árbitro abiertamente homosexual de España tira la toalla

H

 

Jesús Tomillero, quien salió del armario el pasado abril, ha dejado el fútbol por las presiones que recibía

PlayGround

12 Mayo 2016 18:31

“Voy a seguir por todos nosotros, no solo por mí. Hay muchos gays encubiertos en el fútbol español, incluso en Primera y Segunda División. Les da miedo la discriminación… puedo entenderlo. Pero a mí no me da. Solo quiero que me respeten”.

Estas palabras las decía Jesús Tomillero el pasado 4 de abril. Entonces fue entrevistado por El Español, donde reconoció que le gustaban los hombres y que su mayor pasión era el arbitraje.

Eres un comepollas y te gusta que te partan el culo, maricón” explicaba que le llegó a decir el utillero de un equipo al que arbitraba. Ese día le llegaron a tirar piedras contra su vestuario. Tras la bochornosa situación, decidió publicar su historia en Facebook. Estaba llorando.

Tal y como explica en la entrevista, no era la primera vez que recurría a las redes sociales para compartir sus sentimientos. Unos meses atrás, había salido del armario en Facebook.

“Estaba harto de la discriminación… Nadie tiene derecho a juzgar a nadie, yo amo a quien me da la gana”, contaba. Así que decidió no quedarse callado. Sacó pecho y dejó claro que su condición sexual no tenía por qué tener relación con un oficio que llevaba practicando una década, desde los 11 años. Quiso aguantar.


"Todo el mundo se reía. Eso es lo que más me afectó"

Pero la situación ha cambiado. El 7 de mayo, Jesús Tomillero tomó la decisión de dejar el fútbol.

El árbitro estaba pitando un partido que enfrentaba el Portuense contra el San Fernando Isleño, cuando una jugada polémica calentó a la grada y le llegaron insultos del tipo “¡Ese es el maricón que sale por la tele! ¡Te vas a meter el gol por el culo, maricón de mierda!”

Pero lo que le llevó a tomar la decisión no fueron las ofensas, a las que ya estaba acostumbrado. Fue la reacción del resto del público; “Todo el público se reía. Eso es lo que más me afectó”.

Tras vivir tantos problemas similares y ver cómo nada ha cambiado por más que ha luchado por dar la vuelta a la situación, Tomillero ha decidido retirarse de una carrera que consideraba su “mayor pasión”.

Tomillero Benavente sale a arbitrar un partido.

La lucha no ha hecho más que comenzar

De este modo, aunque asegura que no se arrepiente de la decisión de salir del armario porque tuvo sus consecuencias positivas –“fortalecer a otros homosexuales, árbitros y no árbitros, incluso gente que decía que quería suicidarse y no lo hizo por ver mi ejemplo”–, los cambios a peor le hicieron tomar la decisión.

“Los insultos aumentaron”, se lamenta. Además, se queja del trato dado por Televisión Española: “dicen que quieren hacer un documental sobre mi vida pero no han emitido ni un segundo sobre los ataques constantes que he recibido".

El fútbol se cobra una nueva víctima de la homofobia. El miedo continúa aflorando en aquellos que se ven presionados por quienes arremeten y por quienes callan. Pero no acaba aquí. Esta solo ha sido una batalla más. La lucha por los derechos LGTB en el fútbol no ha hecho más que comenzar.

[Vía El Español]

share