Actualidad

El presidente de Filipinas anuncia la suspensión de su 'guerra contra las drogas' para purgar un cuerpo de policía “corrupto hasta la médula”

Rodrigo Duterte se siente “avergonzado” por la situación en la que se ha visto envuelta la policía del país, después de que unos agentes antidroga secuestrarán y asesinarán a un empresario dentro de un cuartel de la policía

El Presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha detenido su ‘guerra contra las drogas’ para eliminar la corrupción que asola el cuerpo de policías, sobretodo de las unidades antidroga.

Duterte dijo que se sentía “avergonzado” por el asesinato de Jee Ick-joo, un empresario surcoreano, unos meses atrás. Un grupo de agentes antidroga secuestraron y estrangularon al hombre en un cuartel de la policía en la ciudad de Ángeles, a 100 kilómetros al norte de Manila. Además, pidieron un rescate a la mujer del asesinado cuando este ya estaba muerto.

“Los agentes de policía son los más corruptos, están corruptos hasta la médula. Está en su naturaleza”, ha declarado Rodrigo Duterte. El presidente admite que más del 40% de la policía ha caído en la corrupción y que cometen ilegalidades.

Según el jefe de la policía, Ronald de la Rosa, la ruptura de las unidades de agentes antidroga era necesaria. “Limpiaremos nuestra filas. No sé cuánto llevará limpiar la Policía Nacional, pero podremos lograrlo incluso si nos dan un mes de plazo”. De esta manera, el presidente Duterte aseguró que en cuanto esté limpia la policía, reanudarán la guerra antidroga, con la que espera continuar hasta el final de su mandato, en 2022.

Durante la campaña antidroga de Rodrigo Duterte ya han muerto más de 7.000 personas supuestamente vinculadas con el tráfico y consumo de drogas.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar