PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Los trastornos mentales en los niños podrían deberse al aire contaminado

H

 

Un nuevo estudio encuentra evidencias de que los niños son particularmente vulnerables a la polución, incluso cuando esta se da en niveles reducidos

PlayGround

12 Julio 2016 12:41

Respirar mal aire es malo para tu cabeza. Así podrían resumirse las conclusiones de un nuevo estudio en el que científicos de la Universidad de Umeå afirman haber encontrado evidencias del vínculo entre el aire contaminado y el aumento de los problemas mentales en niños y adolescentes. Es el primer estudio que establece esta asociación, pero los investigadores consideran suficientemente consistentes sus hallazgos.

El estudio, publicado en la revista BMJ Open, examinó la exposición de más de 500.000 menores suecos a la polución y la comparó con los medicamentos prescritos para enfermedades mentales, como sedantes o antipsicóticos. ¿Sus conclusiones? Incluso bajos niveles de contaminación ambiental pueden afectar a la salud mental y cognitiva de los niños, que son particularmente vulnerables a la pobre calidad del aire.


Un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Umeå afirma haber encontrado evidencias del vínculo entre el aire contaminado y el aumento de los problemas mentales en niños y adolescentes



"Los resultados pueden significar que una menor concentración de polución en el aire, principalmente del tráfico, podría reducir desórdenes psiquiátricos en niños y adolescentes", explica Anna Oudin, directora del estudio de la Universidad de Umeå. "Yo estaría preocupada si viviera en una zona con una alta contaminación en el aire".



Frank Kelly, profesor del King's College de Londres, explicó así a The Guardian la importancia del estudio: "El nuevo estudio refuerza la evidencia existente de que los niños son especialmente sensibles a la pobre calidad del aire, probablemente porque su estilo de vida aumenta la dosis de polución a la que están expuestos (son más activos) y porque cuando los órganos se están desarrollando pueden ser más vulnerables".


Los resultados pueden significar que una menor concentración de polución en el aire, principalmente del tráfico, podría reducir desórdenes psiquiátricos en niños y adolescentes


La Unión Europea y la OMS limitan el dióxido de nitrógeno (NO2) a 40mcg/m3. Greenpeace alertó en 2013 de que el 95% de los españoles respira aire con niveles de contaminación superiores a los recomendados.

Esto es la otra cosa que impacta: este estudio se ha realizado en Suecia, un país con bajos niveles de polución.

"Suecia no es un país que sufra una mala calidad de aire", manifiesta Kelly. "Esto sugiere que otros países y ciudades tienen un reto mayor. Necesitarán hacer significantes mejoras".



El 95% de los españoles respira aire con niveles de contaminación superiores a los recomendados


Aunque este tipo de investigaciones no puede establecer una relación directamente causal entre la contaminación atmosférica y el aumento de enfermedades mentales, sí existen crecientes evidencias sobre la relación entre ambas variables.

"Sabemos que la polución puede entrar en nuestros cuerpos y cerebros y causa inflamación", aclara Anna Oudin. Las investigaciones con animales indican que la inflamación está asociada a una amplia variedad de desórdenes psiquiátricos. Ha habido también varios estudios recientes que han encontrado relaciones entre el aire contaminado y el aprendizaje y desarrollo de los niños, además de trastornos como el autismo.


[Vía The Guardian]

share