Actualidad

Graban a la policía fronteriza obligando a un adolescente a beber metanfetamina

El adolescente murió al momento

Cruz Marcelino Velazquez Acevedo, un chico mexicano de 16 años, murió por intoxicación aguda, después de que dos agentes fronterizos le obligaran a beber metanfetamina líquida.

Los hechos ocurrieron el 18 de noviembre de 2013 cuando este joven de Tijuana entraba en Estados Unidos. Marcelino llevaba consigo dos botellas de “zumo de manzana” pero los policías no se creyeron que ese líquido de color ámbar fuera jugo de frutas.

Las imágenes de la cámara de seguridad de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP, en sus siglas en inglés) revelan como los dos policías, Valerie Baird y Adrian Perallon, incitaron a Marcelino a dar hasta cuatro sorbos de las botellas, que causaron su fallecimiento dos horas después.

Tras comprobar que portaba estupefacientes, se lo llevaron esposado. Al poco tiempo de su detención, Marcelino empezó a sudar, a convulsionar y a gritar de dolor “mi corazón, mi corazón”, según el auto judicial.  

Tal y como apuntó la abogada de la familia, “es cierto que Marcelino cometió una ilegalidad” pero también es innegable que “los agentes sabían exactamente lo que estaban haciendo”. Esta droga recreacional, que afecta al sistema nervioso, puede ser mortal en su estado líquido, ya que ataca directamente al estómago.

Los padres mantuvieron que su hijo fue “coaccionado e intimidado” para ingerir la metanfetamina, aunque los agentes lo negaron rotundamente. Finalmente, Baird y Perallon no fueron sancionados y continúan desarrollando sus funciones, mientras que la familia de Marcelino recibió un millón de dólares (850.000 euros) como indemnización.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar