PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Si estás leyendo esto, puede que no sea demasiado tarde

H

 

3 escritores jóvenes que te volverán loco

Luna Miguel

02 Mayo 2015 06:00

—Imagen de Hiemilie

Si estás leyendo esto puede que no sea demasiado tarde.

Si has llegado hasta aquí puede que sea el momento de que descubras 3 voces de 3 escritores que probablemente no conocías, porque su obra apenas se ha difundido en la red y en el mundo de los fanzines.

Si estás leyendo esto, es probable aún quede esperanza, y que los poetas jóvenes puedan encontrar un espacio luminoso dentro de tu corazón y de tu tiempo, incluso si la palabra poesía a veces no se encuentra entre nuestras favoritas.

A veces nos cuesta mucho mirar más allá de nuestras narices, indagar un poquito, buscar a los que son como nosotros y saben expresar nuestros sentimientos como si conocieran nuestra vida a la perfección.

La poesía, y más concretamente la poesía joven, debería ser exactamente eso: una manera de refugiarnos en los sentimientos de otra persona, para alcanzar a comprender los nuestros propios, vistiéndolos a su vez de una brutal belleza. 

Por eso, de entre todas las publicaciones que a lo largo de este 2015 han salido a la luz, hemos seleccionado 3 de algunos jóvenes autores que echan sus entrañas al folio en blanco como quien pone un montón de vísceras en el asador.

Aquí dentro huele a carne fresca y deliciosa.

Aquí dentro huele a adolescencia y a cariño.

Aquí dentro huele a nuestra generación, y a nuestros sueños, y a nuestras pequeñas vidas incompletas, que 3 jóvenes escritores se han decidido a regalarnos fotocopiadas: 

1. Adiós TK Bye :( , de Augusto Sonrics


Augusto Sonrics podría ser el Drake mexicano, si Drake fuera poeta y tuviera veintitrés años. Con el libro Adiós TK Bye :(, este escritor residente en la Ciudad de México consigue llevar a los lectores a un estado de felicidad extraño hablándonos de su infelicidad y de su amor.

Caritas tristes y caritas alegres, el lenguaje estirado hasta romperse. Internet en el lugar de Dios, y la poesía en el lugar del corazón.

Publicada en la editorial mexicana Malos Pasos, la poesía de Sonrics deja claro que la Alt Lit no es una corriente de niños hipster, sino más bien un hogar que acoge a posadolescentes desamparados, en donde pueden escribirse versos como este: este poema era una despedida pero ahora es una fiesta.

2. W #2, de A.Z. Phadrig


Pequeñita, delgada, casi podría pasar desapercibida, pero no. Ella misma ha procurado dejar claro que a pesar de su timidez tiene muchas cosas que decir. A.Z. Phadrig es el nombre o la máscara tras la que se oculta una chica con un montón de historias dentro.

Actualmente vive en Madrid y acaba de autopublicar su segundo fanzine bajo el título de W. Poesía, narrativa, confesiones. Leer a Phadrig es como leer un email de tu mejor amiga después de muchos días sin comunicarte con ella. Millennial hasta los huesos. Certera como nadie.

Deberíamos hacer siempre caso a sus consejos: La pizza es una buena opción.

3. Fun for now, de Arvelisse Ruby


Hace música, escribe poemas, y acaba de autoeditar un fanzine bilingüe sobre la juventud, el amor y la vida moderna. Quizá algunos conozcan a Arvelisse Ruby como Lola Pistola, pues la poeta lleva años batallando desde esa otra identidad.

Esta puertorriqueña afincada en Brooklyn ha sacado su corazoncito de su pecho con una llave afilada, y lo ha restregado contra una máquina de escribir, para, tecla a tecla, plasmarlo en estos versos: No puedo respirar cuando pienso / entonces mejor no pienso / y así me disperso como plasma en tu hocico / y no pernocto, accidentalmente/ en tu lengua.  


Aquí huele a generación y a sueños



share