PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

La planta solar flotante más grande del mundo ya funciona en China

H

 

China ya ha comenzado a dejar atrás su pasado como país más contaminante del mundo

S.L.

01 Junio 2017 11:29

La ciudad de Huainan pertenece a la provincia china de Anhui, una zona del país asiático conocida tradicionalmente por su industria minera y de combustibles fósiles. Sin embargo, algo parece haber cambiado en este territorio.

Huainan ha dado un giro de 360 grados a sus políticas y acaba de convertirse en hogar de la planta de energía solar flotante más grande del mundo.

Sungrow Power Suplly Co, la empresa líder mundial en producción de paneles fotovoltaicos, eligió una antigua mina de carbón (ahora reconvertida en laguna artificial) para instalar una planta con capacidad para generar 40 megavatios por día. Una energía verde de la que se beneficiarán 28.000 personas de la zona.

  

 

 

Huainan ha dado un giro de 360 grados a sus políticas y acaba de convertirse en hogar de la planta de energía solar flotante más grande del mundo.

 

 


¿Y por qué una planta solar flotante?


Este tipo de instalación tiene varias ventajas. La principal: ahorra espacio. Al extenderse sobre una superficie acuática se evita ocupar zonas densamente pobladas. Y en China, una de las zonas más pobladas del planeta, esto es sin duda un punto a favor. Por otro lado, los paneles se refrigeran constantemente y se consigue que sean un 11% más eficientes que los que se colocan en tierra. Por último, son bastante resistentes a los movimientos sísmicos y a los vientos fuertes.

Con este tipo de gestos China pretende dejar de ser conocido como uno de los países más contaminantes del mundo y asumir el timón mundial en la adopción de energías renovables. Las autoridades chinas están abandonando progresivamente los combustibles fósiles y pretenden aumentar el uso de energías renovables en un 20% en los próximos años. China quiere pasar página de su pasado sucio e iniciativas como la planta solar más grande del mundo lo demuestran.




share