Actualidad

El arte que logra invocar a los demonios más oscuros

Brea, suciedad, miedo y mitología en el trabajo de este artista californiano

Es impresionante lo que se puede hacer con tinta, una plancha de plexiglás y un gusto exquisito por todo lo macabro y oculto. Esos son los escasos elementos que conforman el fascinante universo de Grady Gordon, un pintor que en su obra bucea en un mar de oscuridad y rostros descompuestos.

Desde su estudio en Oakland, e inspirado por mitologías de todos los rincones del mundo, Gordon reduce su pintura al mínimo para crear impactantes estampas que parecen salidas directamente del abismo del tiempo.

Su obra nos lleva a movimientos de vanguardia como el Art Brut, el Neo-Primitivismo o el Arte Povera, los cuales pretendían devolver el arte a su esencia más cruda. También a los retratos rotos de Francis Bacon, a las películas de Alien o incluso al universo literario de Lovecraft, con su obsesión por las criaturas primordiales de otros mundos. Pero sobre todo nos hace pensar en nuestros propios sueños, en escenas y visiones sacados de una pesadilla, salidas de lo más profundo de la noche.

En su web y su excelente Instagram hay calaveras, colmillos y tentáculos. Hay escenas sacadas de pinturas rupestres pintadas en una dimensión paralela, y sobre todo una idea muy clara: el arte es una invocación, y como tal, la manera más fácil de despertar a todos los demonios.

Faux fur chauffeur #monotype #neotroglocism #printmaking #printlife #oakland #losangeles #hexe #witch

Una foto publicada por Grady Gordon (@joaquindead) el

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar