Actualidad

Esta 'pintura solar' promete convertir cualquier casa en una fuente de energía limpia

Una central eléctrica en tu pared

Shutterstock

Imagina poder disfrutar de las ventajas de la energía solar sin necesidad de gastarse un dineral en paneles fotovoltaicos. Poder producir energía en tu misma casa, con una simple capa de pintura aplicada sobre tejados, puertas, verjas o paredes exteriores. Rodillo, brocha, un par de cajetines y a cosechar energía. Eso es, a grandes rasgos, lo que propone un equipo de investigadores del Royal Melbourne Institute of Technology (RMIT).

Los científicos del RMIT han desarrollado lo que describen como la primera “pintura solar”. Se trata de un compuesto líquido que combina nanopartículas de óxido de titanio con una variante de disulfuro de molibdeno sintético creado por los investigadores. El resultado es “una pintura que absorbe la luz del sol y que produce combustible de hidrógeno a partir de la energía solar y la humedad del aire”, en palabras de Torben Daeneke, investigador jefe del proyecto.

Según explican los responsables del hallazgo, su disulfuro de molibdeno sintético tiene la capacidad de absorber la humedad del entorno, de una manera parecida al gel de silicio. En este caso, sirve para captar el agua presente en la atmósfera en forma de vapor.

Ese es el primer paso: captar el vapor de agua presente en el aire y condensarlo. Luego, gracias al óxido de titanio, la pintura funciona como semiconductor para la electrolisis por fotocatálisis del agua captada. Es decir, favorece su descomposición en moléculas de oxígeno e hidrógeno. Hidrógeno que puede recolectarse para su uso como combustible en celdas electroquímicas o en motores.

“El óxido de titanio es un pigmento blanco que ya está presente en muchas pinturas comerciales, lo que significa que una simple adición del nuevo material (el disulfuro de molibdeno sintético) podría convertir cualquier pared de ladrillo en una fuente generadora de energía y combustible”, asegura Daeneke.

El investigador asevera que lo único que se necesita para que el sistema funcione es que haya luz solar y vapor de agua en el ambiente. Nada más.

“No se necesita agua limpia o filtrada para alimentar el sistema”, explica. “ Cualquier lugar que tenga vapor de agua en el aire, incluso áreas lejanas a grandes fuentes de agua, pueden producir combustible de esta manera”.

Los investigadores confían en que su pintura pueda estar disponible en forma comercial de aquí a cinco años. Y según cuenta Daeneke a Inverse, confían también en que el producto final podrá producirse de forma muy barata, asequible a la mayoría de bolsillos.

¿Suena demasiado bonito? Bueno, hay un detalle que encarece el sistema: la pintura debe ser aplicada en combinación con unas membranas catalíticas que colectan y canalizan el hidrógeno producido. Aún así, la 'pintura solar' parece una forma relativamente barata de producir energía limpia en casa.

“Nuestra esperanza es que la pintura solar pueda ser usada junto a células solares tradicionales, para recubrir áreas que reciben demasiada poco luz como para que sea rentable cubrirlas con módulos de células fotoeléctricas”, explica Daeneke. “De esta manera se podría maximizar la capacidad de cualquier propiedad de producir energía limpia”.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar