PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Now

Este periodista de la BBC se puso demasiado cerca de una montaña de hachís ardiendo

H

 

Un claro ejemplo de fumador pasivo

Guiem Alba

24 Diciembre 2014 15:55

"Detrás de mí hay ocho toneladas y media de heroína, opio, hachís y otros narcóticos". Así empieza la conexión de Quentin Sommerville para la BBC. Y así acaba, porque después de eso solo hay el delirio. No pudo dar la noticia, pero se lo pasó teta.

El periodista se encontraba en Afganistán, delante de una pila en llamas de narcóticos confiscados e incinerados. En cuanto respiró el humo procedente de ese cóctel de drogas, le entró la risa y tuvo que parar la conexión. Se veía venir.

Sommerville demostró un gran sentido del humor publicando el vídeo en su propia cuenta de Twitter, con 25.000 seguidores. Debió de arrepentirse y poco después borró el tuit, pero el vídeo ya era irremediablemente propiedad de internet y miles de usuarios lo compartían. Era algo que se veía venir, esto también hay que decirlo.


No pudo dar la noticia, pero se lo pasó en grande.


share